Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía bombardea las posiciones del Estado Islámico en Siria

Aviones militares turcos han bombardeado en la madrugada de este viernes cuatro objetivos del grupo yihadista Estado Islámico en Siria sin llegar a cruzar la frontera, según han informado fuentes de seguridad de Turquía. Las operaciones han ocurrido horas después de que el Gobierno de Turquía autorizara a Estados Unidos a utilizar una base aérea cercana a la frontera con Siria para realizar ataques aéreos contra el Estado Islámico.

La operación aérea ha tenido lugar a través de la frontera con la provincia turca de Kilis apenas un día de la muerte de un soldado turco a causa de disparos efectuados presuntamente por la formación terrorista.
El Gobierno de Turquía ordenó inmediatamente después el despliegue de varios aviones de combate para responder al ataque, que se saldó además con otros dos militares heridos.
Las autoridades locales atribuyeron el ataque a milicianos de Estado Islámico. Las fuerzas turcas respondieron disparando hacia el otro lado de la frontera y, según las primeras informaciones, mataron a un miliciano yihadista.
Turquía autoriza a EEUU a usar sus bases militares para atacar al EI
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, mantuvieron el miércoles una conversación telefónica en la que se acordaron los permisos para utilizar la base aérea de Incirlik, en el este de Turquía.
Desde estas instalaciones, Estados Unidos podrá enviar aeronaves tripuladas y 'drones' para atacar posiciones de Estado Islámico, según el rotativo norteamericano. Actualmente, las fuerzas estadounidenses lideran una ofensiva aérea en Siria e Irak contra los terroristas en la que están implicados otros países.
El acuerdo entre Washington y Ankara ha sido posible tras meses de negociaciones y coincide con un ataque sufrido por el Ejército turco en la zona sur del país. Un militar ha muerto este jueves por disparos realizados desde Siria y atribuidos a Estado Islámico.