Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ex esposa de Nisman confiesa que está preocupada por su seguridad

La ex esposa del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, se encuentra preocupada por su seguridad y está convencida de que el abogado, que investigaba posible delito de encubrimiento oficial del atentado de 1994 contra la AMIA, no se suicidó, según fuentes de su entorno al diario argentino 'Clarín'.

El entorno de Nisman está también preocupado por su representación representación en la causa de la muerte del fiscal. El diario argentino informa de que la madre de Nisman y Arroyo Salgado, ambas querellantes en la investigación para esclarecer las causas de la muerte del fiscal elegido a German Carnevaro, un magistrado del Ministerio Público de la Defensa para "evitar que los represente un profesional que no trabaje con estricto apego a la ley en la búsqueda de la verdad".
Un abogado cercano a Arroyo Salgado agregó al diario que "en esta coyuntura política, mediática y económica no quieren que la representación de la familia contribuya a que haya más cosas que no vayan por el deber ser en el proceso penal".
La designación de Carnevaro, sin embargo, no fue definida por la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martinez, de estrecha relación con Arroyo Salgado, sino por el defensor Oficial ante la Corte, Julián Langevin.
Carnevaro trabajó como defensor público en la causa AMIA y para la querella ese es un valor agregado en este caso. "Las personas son una circunstancia", señaló el abogado cercano a la familia y contó que prefieren "confiar en las instituciones y no en letrados de la matrícula que se presten a otro tipo de manejos políticos, mediáticos, culturales o económicos".