Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los esfuerzos para liberar al rehén japonés de Estado Islámico están en punto muerto

El Ministerio de Exteriores de Japón ha reconocido que los intentos para traer a casa al rehén japonés en manos de Estado Islámico están en punto de muerto al término de la fecha límite dada por los yihadistas para realizar el intercambio de prisioneros que le garantizaría su libertad.

"Seguimos en alerta pero la situación, ahora mismo, está paralizada", ha declarado a última hora de este viernes el viceministro de Exteriores japonés, Yasuhide Nakayama, desde Amán (Jordania). "El Gobierno entero está trabajando con unidad absoluta para reunir, analizar y compartir información", ha añadido en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense NBC.
La puesta en libertad de Goto depende de que Jordania excarcele a la miliciana Sajida al Rashawi, detenida en 2005 tras un intento fallido de atentar contra un hotel jordano. La fecha límite para el intercambio expiró el jueves por la tarde, y también se teme por la vida del militar jordano Mu'ath al Kaseasbeh, en manos de la organización.