Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una maestra mantiene su escuela abierta en primera línea de fuego

Fauzia Mukhtar Abeidcuatro.com

En uno de los barrios más pobres de Bengasi, en Libia, permanece abierta una escuela, que ha sido bombardeada varias veces por el Estado Islámico. Fauzia Mukhtar Abeid es la responsable de mantener la escuela, destruida y reconstruida, gracias a la colaboración de las familias de los niños que en ella estudian. La mujer reconoce que tiene miedo, pero no podían tenerla cerrada solo por eso.

La escuela cerró en mayo de 2014 por una ofensiva del Ejército para limpiar las calles de Bengasi de milicias islamistas. A pocos metros se alza una mezquita, también atacada, según el reportaje que publica la BBC.
Los proyectiles alcanzaron a varios estudiantes que iban a sus lecciones del Corán, ambos perdieron una pierna.  "Fue absolutamente aterrador", contó Fauzia Mukhtar Abeid.
Un año más tarde, cansada de ver paralizada las actividades educativas en el barrio, esta mujer abrió la escuela.  El edificio, bombardeado y saqueado, enfrentó algunas reparaciones realizadas con ayudas de los padres de los estudiantes.
Además de sustituir los cristales destrozados, abrieron un agujero en la pared trasera del edificio para permitir que los niños entraran a la escuela protegidos de los francotiradores.
En diciembre de 2015, la escuela reabrió sus puertas con dificultades, pero acogiendo a todos los niños.  Algunos maestros se han negado a dar clases porque tienen miedo. La escuela está al alcance de los extremistas islámicos.
Walid al-Furjani, que manda a tres de sus hijos a la escuela reconoce que también tiene miedo, pero después de dos años encerrados en casa sin que recibieran educación, cree que es importante que reinicien los estudios.