Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escrache a Dick Cheney tras 13 años de la apertura de Guantánamo

Ataviados con trajes naranjas y frente a la casa y hasta en el interior de la finca del ex vicepresidente norteamericano Dick Cheney. Con un escrache, una veintena de personas del grupo contra la guerra 'Code Pink' ('Código Rosa' en castellano), recuerdan que hoy se cumplen 13 años desde la apertura de la base estadounidense de la Bahía de Guantánamo, en Cuba. El presidente norteamericano, Barack Obama, prometió cerrarla, pero pronto rectificó su promesa ante las reticencias impuestas por el Congreso estadounidense. Guantánamo lleva abierta desde enero de 2002 y retiene aún a al menos 127 personas. Fueron capturadas en el exterior de EEUU, acusadas de terrorismo después de los ataques del 11 de septiembre del 2001 y desde entonces permanecen detenidas sin juicio. En Guantánamo se han cometido torturas: crueldad, brutalidad, ejecuciones simuladas, abusos. El desfile de horrores, siempre sospechado, fue hecho público a finales de 2014 por el mismísimo Senado estadounidense, tras cinco años de recopilación de documentos e investigaciones. Técnicas de interrogatorio defendidas por el ex vicepresidente Cheney. Dos participantes en el escrache se han negado a abandonar la propiedad de quien fue el segundo de George W. Bush y la policía les ha detenido. Ambos podrían ser acusados de allanamiento de morada y de desorden público.