Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El escándalo de corrupción de Odebrecht pasa factura a la popularidad de Kuczynski

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha sufrido un descenso de sus índices de popularidad, hasta situarse en posiciones minoritarias, en el contexto del caso de corrupción de Odebrecht, que ha salpicado a los gobiernos de la última década, según el sondeo de opinión realizado por Ipsos Perú para el diario local 'El Comercio'.
El apoyo popular a Kuczynski ha caído cinco puntos en el último mes, hasta posicionarse en el 43 por ciento, mientras que el rechazo a su gestión como jefe de Estado ha escalado nueve puntos, situándose en el 45 por ciento.
"Es posible que esta caída esté relacionada con el caso Odebrecht. La gran mayoría piensa que la corrupción en la que incurrió esta empresa afectó a todos los gobiernos de los últimos 30 años", ha explicado el presidente ejecutivo de Ipsos Perú, Alfredo Torres.
En lo tocante el Gabinete de Alejandro Toledo, del que Kuczynski fue primer ministro entre 2005 y 2006 después de ejercer como titular de Finanzas y Economía, el 94 por ciento de la población informada cree que hubo corrupción.
Las dudas se extienden también al actual Gobierno. Solo un 27 por ciento confía en su voluntad de llegar hasta el final de este asunto, mientras que un 48 por ciento considera que, en cambio, pretende ocultar información.
El apoyo a Kuczynski está a la baja desde el pasado septiembre, cuando alcanzó un pico del 63 por ciento, apenas dos meses después de llegar al cargo, debido a la difusión de un audio de uno de sus asesores en el que conspiraba para realizar un "negociazo" ilegal entre el seguro sanitario del Estado y una clínica privada.
"Como ha ocurrido con gobernantes anteriores, es probable que la aprobación a la gestión presidencial siga declinando en el futuro, sin embargo, la pendiente de esa caída puede ser muy diferente según cómo actúe el presidente políticamente", ha señalado Torres.
A corto plazo, ha mencionado, "lo que parece evidente es que la opinión pública espera actitudes más claras y enérgicas en la lucha contra la corrupción, especialmente en el caso Odebrecht. Torres ha advertido de que, "mientras no caigan grandes corruptos --algún ex presidente, por ejemplo-- la opinión pública seguirá viendo con suspicacia la conducta de la clase política, incluido Kuczynski".
Para elaborar esta medición, Ipsos Perú entrevistó entre el 11 y el 13 de enero a 1.297 personas con un margen de error de 2,7 puntos porcentuales.
CASO ODEBRECHT
Odebrecht y su filial petroquímica, Braskem, llegaron el pasado diciembre a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos por el cual admiten el pago de sobornos a funcionarios de 12 países para conseguir contratos públicos. Ambas compañías se han comprometido a pagar conjuntamente una multa de 3.500 millones de dólares a cambio de que se retiren los cargos en Estados Unidos, Suiza y Brasil.
Este acuerdo se enmarca en las investigaciones estadounidenses por el caso 'Lava Jato', en el que las autoridades brasileñas indagan en una red de pago y cobro de sobornos a políticos de distinto signo para lograr contratos de la petrolera estatal, Petrobras.
Odebrecht ha reconocido el pagó más de 2.000 millones de dólares en sobornos a funcionarios y políticos brasileños y otros 439 millones de dólares en otros países de la región. En el caso de Perú ha reconocido pagos por 29 millones de dólares.
La Fiscalía de Perú y Odebrecht han firmado un acuerdo preliminar que compromete a la empresa constructora a devolver inicialmente 8,9 millones de dólares de las ganancias ilícitas obtenidas en el país y brindar información "relevante" para identificar los funcionarios implicados.