Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un equipo de forenses trabaja en el supermercado judío asaltado

Cuatro rehenes y tres terroristas muertos: ese es el balance de tres días de horror. Los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, autores de la masacre del miércoles en Charlie Hebdo, y Amedy Coulibaly, asesino de un policía municipal en Montrouge el jueves, habrían actuado en coordinación; los dos primeros en nombre de Al Qaida, y el tercero, por mandato del Estado Islámico. Amedy Coulibaly aseguró a los rehenes en el supermercado judío de Porte de Vincennes, que actuaba para vengar al grupo yihadista Estado Islámico (EI). Un equipo de forenses trabaja desde minutos después del trágico desenlace en la tienda asaltada.