Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El regalo envenenado de Kim Jong-un a Donald Trump

El primer misil balístico intercontinental que podría alcanzar Alaska era un regalo, ha dicho el líder norcoreano. Un regalo "para los bastardos estadounidenses por el día de la independencia". Un lanzamiento que ha coincidido con el primer 4 de julio de Donald Trump en la Casa Blanca. Hoy Estados Unidos y Corea del Sur han respondido a esa provocación con otra demostración de fuerza de sus misiles.