Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

59 heridos en enfrentamientos entre seguidores y detractores de Morsi en Egipto

Al menos 59 personas han resultado heridas este miércoles en un enfrentamiento registrado entre seguidores y detractores del expresidente Mohamed Mursi en la localidad de Damietta, según ha informado el diario 'Al Ahram'.

Los disturbios se han desatado cuando varios residentes intentaron irrumpir en una manifestación en favor del exmandatario convocada por la organización islamista Hermanos Musulmanes que tenía lugar en la plaza Al Saa.
En el marco de los mismos ha sido incendiada una agencia de viajes cuyo dueño es presunto miembro del grupo islamista. Asimismo, los residentes intentaron irrumpir en una torre de telecomunicaciones argumentando que había francotiradores en ella.
Los enfrentamientos se han registrado apenas horas después de que el jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, haya formulado un llamamiento para que los egipcios se manifiesten contra la violencia registrada a raíz del derrocamiento del expresidente.
Las palabras de el jefe del Ejército han sido respaldadas por la Presidencia, que ha destacado que "Egipto ha iniciado una guerra contra el terrorismo". "El llamamiento de Al Sisi va en línea de la protección de la revolución y el Estado", ha apuntado el portavoz presidencial, Ahmed el Muslimani.
El llamamiento ha provocado una oleada de críticas, encabezadas por Hermanos Musulmanes, el partido salafista Al Nur y el Movimiento Juvenil 6 de Abril.
El portavoz de los Hermanos, Gehad el Haddad, ha dicho a través de su cuenta en Twitter que las declaraciones son un "claro llamamiento a la guerra civil de un golpe de Estado militar sediento de sangre que se siente arrinconado sin salida y pese a que muchos líderes mundiales le apoyan".
Por su parte, Al Nour ha afirmado que las fuerzas de seguridad "no necesitan una orden para cumplir su deber siempre y cuando esté dentro de los límites de la ley".
En este sentido, la formación salafista ha añadido que corresponde al Estado atajar las "violaciones de la ley", pero ha advertido de que, si es el propio Gobierno quien la incumple, está en riesgo "la propia existencia del Estado".
Por último, la formación revolucionaria Movimiento Juvenil 6 de Abril ha rechazado el llamamiento y ha destacado que el mismo sólo empeorará la actual crisis política.
"Nuestras Fuerzas Armadas no necesitan el permiso popular para llevar a cabo sus labores patrióticas para preservar la seguridad y hacer frente a la violencia dentro del marco de la ley, sin recurrir a medidas arbitrarias", ha apuntado el grupo.
"Recalcamos que toda medida que lleve a ahondar la actual tensión sólo nos alejará del camino de la reconciliación nacional, por lo que constituye un peligro a nuestra seguridad nacional", ha apostillado el movimiento en su comunicado.