Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera británica recuperada del ébola asegura estar "muy feliz de estar viva"

La enfermera británica recuperada del ébola asegura estar "muy feliz de estar viva"EFE

La enfermera británica Pauline Cafferkey, que contrajo el ébola en Sierra Leona cuando trabajaba como voluntaria, ha asegurado estar "muy feliz de estar viva" a su salida del hospital de Londres, donde ha sido tratada hasta superar el virus.

Cafferkey, de 39 años de edad, ha admitido en una entrevista a la BBC que llegó a pensar en "renunciar" cuando su condición médica llegó a ser crítica. La enfermera ha indicado que está deseando volver a hacer su "vida normal" y ha precisado que no tiene previsto regresar a África en un futuro cercano.
"Simplemente estoy feliz de estar viva. Todavía no me siento al cien por cien, me siento un poco débil, pero quiero irme a casa", ha afirmado, agradeciendo el trato recibido por el personal del hospital Royal Free de Londres.
La enfermera contrajo el ébola cuando trabajaba para la ONG Save the Children en Sierra Leona y fue diagnosticada el pasado 29 de diciembre, cuando viajaba hacia Glasgow a través de Londres. Su temperatura fue comprobada hasta siete veces antes de permitirle coger el avión, y posteriormente cayó enferma.
"HABÍA VISTO LO QUE PODRÍA PASARME"
"Mis primeros días estaba muy bien, no podía entender todo el alboroto", ha relatado Cafferkey, que ha reconocido que posteriormente se sintió "aterrorizada". "Obviamente en el fondo de mi mente recordaba que había visto lo que podría pasarme", ha afirmado.
Al ser preguntada por si en algún momento sintió que no podría superar el virus, Cafferkey ha reconocido que "hubo un momento" en el que sintió que estaba a punto de "renunciar". "Me recuerdo claramente diciendo 'Ya está, he tenido suficiente'", ha explicado.
Sobre un posible regreso a Sierra Leona, la enfermera ha afirmado que tendría que "pensarlo seriamente". "Definitivamente voy a dar un respiro a la ayuda humanitaria por un tiempo. Sólo quiero volver a mi trabajo normal, mi vida normal y creo que mi familia también estará muy feliz con ello", ha subrayado.