Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera de Kate, una madre adorable y una trabajadora intachable

La enfermera de Kate, una madre adorable y una trabajadora intachableThe Sun

La muerte de Jacintha Saldanha ha conmocionado a medio mundo. La enfermera que dio datos médicos de Kate Middleton tras haber sido víctima de una broma telefónica acabó trágicamente con su vida hace dos días. Sus familiares aseguran que era “sonriente y burbujeante”, sus amigos coinciden en que era “encantadora y agradable” y sus compañeros de trabajo destacan que era “una excelente enfermera y una compañera muy querida y valorada. Jacintha deja huérfanos a dos niños de 14 y 16 años.

Jacintha llevaba trabajando en el Hospital King Edward de Londres cuatro años. Sus compañeros no salen de su asombro tras conocer el trágico final de la mujer de 46 años.
Uno de los portavoces del centro médico, John Lofthouse, asegura que “todo el mundo está conmocionado por la pérdida de una compañera muy querida y valorada”, tal y como publica el diario The Sun.
"Era una excelente enfermera y un miembro muy respetado por todo el personal", aseguran otros compañeros del hospital.
Desde hace poco tiempo, Jacintha vivía en Weymouth Street, a muy pocos metros del centro médico. Se había mudado de Bristol, donde vivía junto a su pareja y su dos hijos, de 14 y 16 años, en una casa valorada en 200.000 libras.
Sus antiguos vecinos de Bristol aseguran que la mujer siempre bromeaba con su trabajo ya que decía que era “la enfermera de la Reina”.
“Era una mujer encantadora, tan sonriente y burbujeante... Era muy agradable”, insisten.
En mayo del año pasado, la propia Jacintha se había descrito en un post publicado en Internet como una “persona muy nerviosa”. Hoy, familiares, amigos y compañeros lloran su muerte.