Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una empresa china quiere multar a las empleadas que se embaracen sin permiso

Un grupo de trabajadoras cuentan monedas y billetrsGtres

Una compañía de China quiere multar a las empleadas que se embarecen sin el permiso previo de la compañía. Esta cooperativa está trabajando en un calendario de embarazos para poder organizar las bajas de sus empleadas, aunque sólo podrían solicitar estar en el calendario aquellas empleadas casadas que lleven más de un año en la compañía.  Desde la empresa se asegura que el documento es sólo un borrador repartido a las trabajadoras para ver que opinan, después de que la noticia fuera criticada por los medios del país.

Una empresa de Jiaozuo, en la provincia central de Henan, en China, ha sido denunciada tras pedir a sus empleadas que informen sobre sus planes de maternidad, y en caso de quedarse embarazada sin la previa autorización de la empresa, estas serán multadas. La empresa quiere llevar a cabo un calendario con el que puedan organizar las bajas, tal y como recoge La República.
La empresa llegará a multar a aquellas empleadas que se salten el calendario que haya sido realizado por la compañía, y sólo podrán formar parte del calendario de planificación de nacimientos de la cooperativa "las trabajadoras casadas que han estado empleadas en la empresa durante más de un año", tal y como indican en un comunicado. En el mismo también se indica que en caso de no ajustarse a las normas "no serán consideradas para los ascensos y se les cancelerá sus bonos anuales".
Una vez que el plan sea aprobado, aquellas empleadas que queden embarazadas sin formar parte del calendario tendrán que pagar una multa de mil yuanes, algo más de 147 euros. Desde la compañía se asegura que este documento se trata únicamente de un borrador que fue repartido entre las empleadas para ver si estarían de acuerdo con esta medida.