Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Emmanuel Macron, nuevo presidente de Francia

El líder de 'En Marche!', Emmanuel Macron, ha ganado las elecciones presidenciales en Francia, con el 64,09 por ciento de los votos, en una jornada en la que ha batido récord la baja participación. Macrón será el undécimo presidente de la V República. Distintos líderes de la Unión Europea han felicitado al ganador, frente a la ultraconservadora Marine Le Pen.

La abstención ha sido del 25,38 por ciento, con una participación del 74,62 por ciento. Según los datos oficiales, ha habido un 8,49 por ciento de votos blancos y un tres por ciento de votos nulos.
Por primera vez en estas elecciones, en virtud a una ley de 2014, se han contabilizado por separado los votos en blanco de los nulos. Si se suman, supondrían en torno al 11,5 por ciento de los votos emitidos, lo que supone un récord histórico en el país europeo.
La victoria sitúa a Macron como el candidato más joven de la historia de Francia en llegar al Palacio del Elíseo y el octavo presidente de la Quinta República francesa. El presidente electo de Francia tiene previsto anunciar en el plazo de una semana quién será el nuevo primer ministro.
Macron ha llegado a la Presidencia de Francia en un tiempo récord, después de pasar en apenas cinco años de asesor de programas de François Hollande a sucederle en el Palacio del Elíseo. Entre medias, ejerció de ministro de Economía, cargo que abandonó en agosto de 2016 para lanzarse a una aventura política que en su momento fue calificada de residual.
Estas elecciones presidenciales de Francia se califican de históricas por diferentes motivos. Por un lado, el desplazamiento de los partidos tradicionales frente a una nueva coalición de centro, que ha ganado las elecciones con apenas un año de vida, y el crecimiento de los apoyos a la ultraderecha.
MACRON: "ES NUESTRA LIBERTAD, NUESTROS VALORES QUE DEBEMOS DEFENDER"
En una declaración formal, Emmanuel Macron se ha dirigido a los franceses: “Espero ser digno de su confianza. Tenemos un mensaje humanista que trasmitir a nuestros hijos y llevarlo a todo el mundo. Voy a defender a Francia, actuaré con determinación y respetando a todos”. 
La primera en reaccionar ha sido su rival de extrema derecha, Marine Le Pen, que en una comparecencia pública ha reconocido su derrota, y ha llamado a Macron para felicitarlo. "Los franceses han elegido un nuevo presidente de la República", ha afirmado Le Pen. 
El primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, que ha confirmado la victoria del candidato de la plataforma ¡En Marcha!, Emmanuel Macron, poco después del cierre de los colegios electorales, ha destacado "la lucidez" que han manifestado los electores franceses con su voto.
El presidente de Francia, el socialista François Hollande, quien ha felicitado telefónicamente a Macron, ha destacado que "su amplia victoria confirma que un gran mayoría de nuestros ciudadanos han querido unirse en torno a los valores de la República y manifestar su adhesión a la Unión Europea y a la apertura de Francia en el mundo". "Le he expresado mis mejores deseos de éxito para nuestro país, con el reto principal de reunir y construir para continuar la senda de Francia hacia el progreso y la justicia social", ha declarado. 
REACCIONES DE LA COMUNIDAD INTERNACIONAL
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha celebrado con alivio la victoria de Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia y la derrota de la "tiranía de las fake news".
"Enhorabuena a Emmanuel Macron y a los franceses que han elegido la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad y dicho no a la tiranía de las 'fake news'", ha escrito Tusk en su perfil oficial de Twitter.
Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha aplaudido la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas como "el triunfo de una Europa unida y fuerte". "Enhorabuena, Emmanuel Macron. Su victoria es una victoria para una Europea unida y fuerte, y para la amistad francoalemana", ha aseverado a través de su portavoz, Steffen Seibert.
El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, ha felicitado al candidato del movimiento ¡En Marcha!y ha pedido que Francia y España trabajen "por una Europa estable, próspera y más integrada".
En Estados Unidos, su presidente, Donald Trump, ha enviado un mensaje de felicitación a través de su cuenta de Twitter. "Felicidades a Emmanuel Macron por su gran victoria de hoy como futuro presidente de Francia", ha escrito Trump. "¡Tengo muchas ganas de trabajar con él!", ha añadido.
EL PROGRAMA POLÍTICO DE MACRON
Macron ha evitado escorarse a izquierda o derecha en aras de un centrismo que, al menos de momento, le ha permitido ganar apoyos a uno y otro lado del espectro político. "Lo que quiero es un programa que lleve a Francia al siglo XXI", llegó a decir durante un mitin al desmarcarse de las familias políticas que han dominado históricamente el país.
El exministro ha prometido inversiones por valor de 50.000 millones de euros, 15.000 millones de los cuales corresponden a formación laboral y otros tantos a energía y medio ambiente. Su objetivo también pasa por ahorrar 60.000 millones de euros mediante distintas reformas de la administración, entre ellas una modernización que permitiría reducir el gasto en 25.000 millones.
La jornada laboral de 35 horas semanales seguiría aunque sujeta a negociación, mientras que los trabajadores con menos ingresos quedarían exentos de ciertos pagos. En el ámbito fiscal, el impuesto de sociedades se reduciría del 33 al 25 por ciento.
La seguridad es parte destacada de la campaña y, en relación a este tema, Macron ha prometido crear 15.000 plazas en prisiones, contratar a 10.000 policías y subir el gasto en Defensa hasta el 2 por ciento del PIB.
LA CENTRO-DERECHA FRANCESA NO DA TREGUA A MACRON
Los principales dirigentes del centro-derecha han felicitado este domingo a Emmanuel Macron por su victoria en las elecciones presidenciales pero rápidamente han puesto el foco en el próximo gran reto: las elecciones legislativas, que aún confían en ganar.
Pese a haber apoyado a Macron frente a la ultraderechista Marine Le Pen, los líderes de Los Republicanos habían dejado claro que no están dispuestos a ponérselo fácil en las legislativas de junio, en las que esperan ser la fuerza más votada y forzar así una cohabitación.
Su secretario general, Bernard Accoyer, ha celebrado que se ha "evitado lo peor con la derrota del Frente Nacional" pero ha dejado claro "queda todo por hacer esta noche ya que todo comienza con las legislativas".
"Emmanuel Macron ha ganado claramente la batalla de la ambigüedad pero nosotros ganaremos la batalla de la claridad", ha sostenido. En opinión de Accoyer, las legislativas serán "la madre de todas las batallas" y los franceses tienen en sus manos "la verdadera alternancia", en referencia al hecho de que Macron fue ministro de Economía de François Hollande.