Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador británico dice que escucharán las posturas de los ciudadanos afectados por el Brexit

El embajador británico en España, Simon Manley, ha afirmado este jueves que su Gobierno está dispuesto a escuchar las preocupaciones de los ciudadanos afectados por el Brexit --comunitarios en Reino Unido y británicos residentes en la UE-- para asegurar que su permanencia se basa en "reglas que sean sencillas y atraigan el talento".
"Estamos muy orgullosos de la contribución de los españoles que viven en el país, estudiantes, investigadores, enfermeros, ingenieros. Queremos que se queden", ha dicho Manley en una rueda de prensa convocada con motivo de la próxima visita de Estado de los Reyes Felipe y Letizia a Reino Unido.
El embajador ha defendido que la propuesta presentada la semana pasada por el Gobierno británico sobre los derechos de los ciudadanos pretende "dar más certidumbre a los españoles y otros europeos" que viven en Reino Unido "para que se queden".
Sin embargo, la propuesta británica de que los ciudadanos comunitarios tengan que pedir un estatus de "asentado" al cabo de cinco años de residencia no ha gustado a colectivos españoles. La plataforma 'Españoles en Reino Unido-Surviving Brexit' ha pedido que no se obligue a pasar por todo el proceso a quienes ya han hecho el trámite de pedir la residencia permanente --lo que, explican, implica rellenar una solicitud de 85 páginas--.
El diplomático británico ha dicho entender su "frustración" pero ha recalcado que de lo que se trata es precisamente es de facilitar los procesos. "Nos han dicho que el proceso actual es complicado, hemos escuchado esta preocupación e intentamos desarrollar para el futuro un proceso lo más sencillo posible", ha argumento, añadiendo que están dispuestos a escuchar "ideas específicas".
Manley ha recalcado que la prioridad del Gobierno británico en la negociación del Brexit son los derechos de los ciudadanos. Según ha dicho, él está manteniendo encuentros con británicos residentes en España y también con las comunidades autónomas, dado que estas tienen transferidas competencias importantes --la sanidad, la educación y los servicios sociales--.
En los consulados británicos están registrados 130.000 españoles, la cifra real de residentes puede alcanzar el doble, y en España unos 300.000 británicos, aunque la suma de los británicos que reside y que pasa largas temporadas en España puede estar cerca del millón, ya que unos 800.000 tienen propiedades.
A los ciudadanos se ha referido también preguntado por el impacto en Gibraltar. Según ha dicho, su objetivo es que los ciudadanos que trabajan cada día en el Peñón puedan seguir haciéndolo, que se tenga en cuenta el potencial económico de la zona y, además, que sea posible seguir reforzando la cooperación en materia de seguridad en esa región estratégica.