Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador de Arabia Saudí en Yemen acusa a los huthis de vender armas a Al Qaeda

El embajador de Arabia Saudí en Yemen, Mohammed al Jaber, ha destacado la necesidad de hallar una solución política al conflicto en Yemen y ha acusado a los rebeldes huthis, que cuentan con el respaldo de Irán en la zona, de vender armas al grupo terrorista Al Qaeda.
"Invito a los huthis a negociar. Arabia Saudí está abierto a la posibilidad de hallar una solución política a la crisis", ha indicado Al Jaber en el marco de una conferencia celebrada en Washington, que ha alertado de que los rebeldes están "vendiendo las armas que obtienen de Irán a Al Qaeda en Yemen".
La posición de Irán en el marco del conflicto, según el diplomático, que ha acusado a Teherán de apoyar "el terrorismo de los huthis" es la de "destruir y acabar con Yemen". El rol de Arabia Saudí, por otra parte, "no es discriminatorio ni sectario", ha manifestado.
Al Jaber ha aseverado que el puerto de Hodeida "debe estar bajo el control de la comunidad internacional para facilitar la distribución de las ayudas entre la población yemení más afectada, según ha informado el diario local 'Arab News'.
El embajador yememí en Washington, Ahmed Awad bin Mubarak, ha señalado que el único objetivo legítimo para dar fin al conflicto es el de "hallar una solución política que preserve el estado yemení". Según Mubarak, la coalición liderada por Arabia Saudí en la región "está ejerciendo presión para lograr una solución política" a la guerra.
"En el futuro de Yemen hay cabida para un partido político de los huthis pero no una milicia", ha aseverado Mubarak, que ha criticado su actuación y la ha comparado con el extremismo y la violencia de Al Qaeda.
El conflicto entre el Gobierno del presidente de Yemen, Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales al expresidente Alí Abdulá Salé, se ha saldado hasta la fecha con más de 8.000 muertos.