Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las elecciones legislativas en Hong Kong apuntan a una participación histórica

Las elecciones legislativas celebradas este domingo en Hong Kong apuntan a una participación histórica, después de que las autoridades hayan prolongado la apertura de los colegios electorales.
Los comicios, que están considerados como uno de los más importantes desde la transferencia de la soberanía de Hong Kong por parte de Reino Unido a China en 1997, tienen lugar además cerca de dos años después de las protestas prodemocráticas en el territorio.
Según las informaciones del diario local 'South China Morning Post', los colegios electorales han cerrado sus puertas cuatro horas después de lo previsto, con el recuento arrancando por tanto con un importante retraso respecto al calendario anunciado por las autoridades.
El presidente de la Comisión de Asuntos Electorales, Justice Barnabas, ha apuntado que la participación proyectada es del 58 por ciento, muy por encima del 45,2 por ciento registrado en los comicios de 2008.
Los votantes elegirán a 35 parlamentarios según distritos electorales geográficos, así como a 35 personas para dirigir a otros tantos gremios. Sin embargo, no todo el mundo puede votar al candidato en todos los escaños, y 30 de ellos son elegidos por un grupo que supone el seis por ciento de la población.
Asimismo, la votación no implica la elección del jefe ejecutivo del territorio, que encabeza el Gobierno, si bien el resultado podría tener un impacto sobre la decisión de China sobre un segundo mandato de C.Y. Leung.
En las elecciones participan tres grupos diferenciados de candidatos: los favorables a Pekín, los 'pandemócratas' tradicionales, y los 'localistas', que abogan por una mayor confrontación con el Gobierno, si bien están divididos sobre la posibilidad de reclamar la independencia total.