Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 1.600 efectivos luchan para apagar el fuego abierto en cuatro focos en Portugal

En Pedrogao Grande a 50 kilómetros de Coimbra habían visto incendios pero ninguno como este, que se ha cobrado la vida de más de 60 personas y ha dejado decenas de heridos y desalojados. Las altas temperaturas y sobre todo, vientos descontrolados, ayudaron a que las llamas avanzaran rápido pero las autoridades todavía no se explican la enorme voracidad de este fuego, del que se ha descartado que haya sido intencionado.  Más 1600 efectivos apoyados por 500 vehículos y 18 aviones continúan a estas horas luchando contra cuatro focos. Los trabajos de extinción están siendo complicados y no hay buenas perspectivas ya que las previsiones meteorológicas son idénticas a las que ayer favorecieron la expansión del fuego. Desde España, han partido cuatro aviones, dos de ellos anfibios, del Grupo del Ejército del Aire. Francia ha enviado otros tres aviones y la Unión Europea ha activado el mecanismo comunitario de protección civil para proporcionar ayuda a Portugal.