Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump ataca a la prensa para desviar la atención de la cena de corresponsales

Trump ataca a la prensa para desviar la atención de la cena de corresponsalesReuters

El presidente de Estados Unidos no asistió a la cena de corresponsales de la Casa Blanca pero sí fue el protagonista de la jornada política. Trump realizó un crítico discurso contra la prensa en un acto para celebrar los 100 días de su mandato.

En Harrisburg, Pennsylvania, el presidente estadounidense explicó que “ahora mismo hay un grupo grande de actores de Hollywood y de medios de Washington que se están consolando a sí mismos en un salón de un hotel en la capital de nuestro país”. Tanto es así que relató que “no podría estar más emocionado de estar a más de 150 kilómetros de la ciénaga de Washington”.
El tono de crítica contra los medios que usó Donald Trump fue creciendo y aseguró que “medios como CNN y MSNBC son ‘fake news’. Amarían estar aquí con nosotros esta noche, pero están atrapados en la cena, algo que tiene que ser muy aburrido”.
Pero no se detuvo ahí, y Trump continuó con su particular lucha ante la prensa, asegurando que el ‘The New York Times’ está siendo un “fracaso total” ya que tras vender el edificio en donde se encontraba ha sido reubicado en “una oficina muy fea en un lugar horrible”.
Respecto a su gestión, el magnate se congratuló de lo que ha realizado en sus primeros días al frente del país norteamericano: “Mis primeros cien días han sido muy productivos (…) Hemos cumplido una promesa tras otra”.
Además, en cuanto a uno de los temas más controvertidos durante su campaña electoral, el muro que pretende instalar en la frontera con México, insistió que “no se preocupen, lo vamos a construir”.
También insistió en su decisión respecto al medio ambiente, y es que espetó que está en proceso de tomar una decisión “sobre el acuerdo de París en las próximas dos semanas. Veremos qué ocurre”. Los ecologistas temen que su decisión se desmarque de la de su antecesor, Barack Obama, ya que Trump ha reiterado en varias ocasiones su compromiso para revitalizar la industria del carbón y el petróleo.