Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manifestantes bloquean el acceso al principal edificio gubernamental en Kiev

Disturbios en Kievcuatro.com

Unos 1.000 manifestantes bloquean el acceso a la principal oficinal gubernamental en Kiev, en el marco de las manifestaciones en contra del Gobierno por el giro del presidente del país, Viktor Yanukovich, que ha decidido rechazar los acuerdos con la Unión Europea para acercarse a Rusia. Durante las concentraciones, al menos 120 policías y 112 manifestantes han resultado heridos en los disturbios registrados entre fuerzas de seguridad y partidarios de la oposición.

En respuesta al llamamiento de la oposición para una huelga general, los manifestantes han bloqueado la carretera de acceso al edificio gubernamental con macetas de flores, papeleras y contenedores, entre otros objetos.
"Los empleados no pueden entrar en el edificio. Hay negociaciones en marcha con los manifestantes para permitir que los trabajadores entren", ha informado un portavoz del primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, antes de precisar que el jefe del Gobierno todavía no ha llegado a su oficina.
Los manifestantes han centrado su protesta en el principal edificio del Gobierno en Kiev después de que la capital ucraniana acogiese la mayor manifestación en contra del Gobierno desde la época de la denominada 'Revolución Naranja', con unos 350.000 manifestantes y que terminó con enfrentamientos entre manifestantes y agentes antidisturbios de la Policía.
Durante los disturbios 120 policías y 112 manifestantes han resultado heridos, de ellos, 42 han tenido que ser hospitalizados, al igual que 53 agentes de la Policía, informa el Ayuntamiento y recoge la televisión rusa Russia Today. Entre los heridos hay personas con traumatismos y afectados por quemaduras químicas en los ojos.
El departamento de prensa del presidente del país, Viktor Yanukovich, ha indicado que su personal está trabajando con normalidad aunque no ha precisado si el mandatario se encuentra en su oficina. Yanukovich tiene previsto emprender el martes un viaje oficial a China.
PIDEN LA DIMISIÓN DEL PRESIDENTE
Los líderes de la oposición reclaman la renuncia del presidente del país por su giro radical en la política con respecto a la Unión Europea, tras haber rechazado la semana pasada firmar unos acuerdos de asociación y pasar a negociar con Rusia.
En la movilización del domingo frente al edificio presidencial, la Policía empleó gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y porras para dispersar a los manifestantes. Los agentes se enfrentaron con varios grupos de manifestantes cuando intentaron derribar una escultura del líder soviético Vladimir Lenin.
La oposición ha convocado para este lunes una huelga general en todo el país aunque no está claro el seguimiento que está teniendo el paro en las instituciones gubernamentales y las empresas privadas. El Banco Nacional ucraniano, cuya sede está cerca del edificio gubernamental bloqueado, está trabajando con normalidad, aunque el ayuntamiento de Kiev todavía está ocupado por manifestantes y sus trabajadores han sido informados de que no deben ir a trabajar.
El exministro del Interior Yuri Lutsenko, que ahora es uno de los principales opositores, ha destacado los efectos de la huelga. "Lo que está sucediendo alrededor del edificio gubernamental es una huelga", ha subrayado.
Un empleado gubernamental que ha intentado acceder a su trabajo en el principal edificio del Gobierno ha explicado su situación. "Nos han dicho que regresemos a casa y que esperemos más instrucciones. Simplemente, no hemos podido ir a trabajar. Las puertas estaban bloqueadas", ha relatado.
Las principales carreteras y vías de aproximación a la Plaza de la Independencia de Kiev, la zona que acogió la masiva manifestación del domingo y el epicentro de la denominada Revolución Naranja hace nueve años, han permanecido cerradas al tráfico.