Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 discuten el impacto del cierre del mercado ruso a las exportaciones europeas

Los Veintiocho discutirán este jueves a nivel de expertos de agricultura en Bruselas el impacto del cierre del mercado ruso a las exportaciones europeas de productos agroalimentarios como las frutas y verduras, la carne, el pescado y los productos lácteos y tratarán de identificar los sectores más problemáticos y posibles ayudas de compensación que se podrían aprobar la próxima semana, según han avanzado fuentes comunitarias.

Expertos de los Ministerios de Agricultura de la UE discutirán "las prioridades para una respuesta europea" al veto ruso a las exportaciones agroalimentarias de la UE, ha explicado el portavoz de Agricultura del Ejecutivo comunitario, Roger Waite.
"Necesitamos datos claros sobre la situación del mercado, sobre el impacto potencial y esperamos que podamos tener esta información en los próximos días. No quiero prejuzgar el resultado de la reunión, pero está claro que necesitamos más datos de los Estados miembro", ha precisado el portavoz.
El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, anunció este lunes que pondrá en marcha ayudas para el sector de la nectarina y el melocotón -que el sector cifró en 20 o 30 millones de euros-- para paliar la caída de precios y por el riesgo adicional para el sector por el cierre del mercado ruso a las frutas europeas y avanzó que no dudaría en aprobar medidas para otros sectores si fuera necesario.
"Incluso si no hay anuncio mañana no significa que no podamos hacer las cosas la semana que viene una vez tengamos los datos necesarios", ha explicado el portavoz del comisario.
DECISIONES, LA SEMANA QUE VIENE
La mayoría de Estados miembro aspira a recibir una compensación por la pérdida del mercado ruso, pero el Ejecutivo comunitario insiste en que la prioridad es buscar mercados alternativos para los productos europeos e incluso dentro de la propia Unión Europea y en el caso de que no existan y hay pruebas" de que existe una crisis de mercado entonces hay mecanismos de ayuda disponibles, según fuentes europeas.
"Necesitamos un calendario de prioridades. Hay algunos productos perecederos afectados en los que hay más urgencia. Un ejemplo obvio son los pepinos", han explicado las fuentes. "Primero veremos los productos y luego las posibles medidas. Asumimos que en algún punto la semana que viene podamos anunciar algo", han precisado las fuentes.
El Ejecutivo comunitario, que presentará sus primeros análisis a los Estados miembros de los sectores que ve más problemáticos y de posibles mercados alternativos, puede apoyar al sector con distintas medidas de apoyo, por ejemplo financiando la retirada de la producción del mercado como ha propuesto en el caso del melocotón o la nectarina, pero también cuenta con otros instrumentos como las ayudas al almacenamiento. Éstas pueden ser una opción para productos como el queso pero sin embargo no son una opción a corto plazo para los productos perecederos, que estarán entre los prioritarios.
ESPAÑA PEDIRÁ AYUDAS A LA RETIRADA DE PRODUCCIÓN
La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anunció el lunes que España pedirá en la reunión del Comité de Gestión de este jueves en Bruselas compensar la retirada de producción del mercado con ayudas europeas, la medida "más urgente".
La Comisión Europea ha cifrado en 5.252 millones de euros el valor de las exportaciones europeas al mercado ruso en 2013 correspondiente a los productos agrícolas y alimentarios vetados. España perderá unos 338 millones de euros por el veto de Rusia y se sitúa como el sexto país de la UE más afectado por las sanciones, sólo por detrás de Lituania (927 millones), Polonia (841 millones), Alemania (595 millones), Países Bajos (528 millones) y Dinamarca (377 millones), según datos del Ejecutivo comunitario.
La UE cuenta con un fondo de reserva para crisis de 423 millones de euros este año para hacer apoyar en este tipo de situaciones, que se creó a raíz de la crisis del E.colí en 2011 y su dotación total se eleva a unos 2.800 millones de euros en precios corrientes entre 2014 y 2020.
El Ejecutivo comunitario ha recordado que las ayudas procedentes de este fondo se pueden anunciar "muy rápido" sin necesidad de consultarlas con anterioridad con los Estados miembros como ha ocurrido en el caso de la nectarina y el melocotón en virtud de la reforma de la Política Agrícola Común, aunque sí deberían ser aprobadas en última instancia por los Gobiernos y el Parlamento Europeo.
Los ministros de Agricultura de la UE se reunirán por ello en algún momento pero antes es necesario contar con datos más preciosos de la situación del mercado y el impacto y "un documento de opciones" de acción, según fuentes comunitarias. Tampoco se descarta que se necesiten más reuniones a nivel técnico antes de convocar un Consejo de Ministros de Agricultura.
Expertos de Comercio de los Veintiocho se reunirán por su parte por la tarde el jueves en Bruselas con representantes de distintos departamento del Ejecutivo comunitario y del Servicio Europeo de Acción Exterior para discutir también las implicaciones del veto ruso a las exportaciones, incluido "el alcance de la prohibición, cuestiones técnicas relacionadas tales como el tránsito de bienes, las normas de origen" y "los próximos pasos", según fuentes comunitarias.
Una mayoría de Estados miembro rechaza aprobar medidas de represalia contra Rusia hasta conocer el alcance exacto de las restricciones, según han informado a Europa Press fuentes europeas.