Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La directora de Cáritas Venezuela asegura no tener noticias del canal humanitario

La directora general de Cáritas Venezuela, Janeth Márquez de Soler, ha asegurado este lunes que la organización no tiene ninguna información de que se haya asumido en el país un canal humanitario ni de la existencia de ninguna ayuda humanitaria.
"Lo que tenemos es que se ha abierto algún camino de la cooperación internacional, que es diferente", ha afirmado, en declaraciones al equipo de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).
El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús 'Chúo' Torrealba, anunció la semana pasada que el Gobierno venezolano había accedido a abrir un canal humanitario gestionado por Cáritas, como parte de las medidas adoptadas para favorecer el diálogo.
Sin embargo, Márquez de Soler ha señalado que por el momento "hay una figura de canal humanitario todavía". "Nosotros quisiéramos, pero como lo que nosotros no queremos es crear falsas expectativas, al día de hoy no está clara esa figura", ha apuntado.
En este contexto, ha informado de que hasta el momento se conoce que habrá algún tipo de cooperación a través de Naciones Unidas, cooperación que estará gestionada de forma directa por el Estado y que contará con alguna "colaboración puntual" a través de Cáritas.
"Creo que algunas organizaciones se han confundido pensando que nosotros vamos a administrar lo que traiga la ONU. Eso es imposible", ha matizado.
Sí ha confirmado que el Gobierno de Nicolás Maduro ha permitido que el Vaticano, a través de Cáritas, envíe alimentos y medicamentos al país, algo que se hará "con una figura de préstamo", pero cuyo procedimiento de colaboración aún se desconoce.
"Préstamo significa que si nosotros traemos, ellos en un futuro nos van a devolver lo que traemos", ha explicado.
El jefe de la MUD explicó entonces que el Gobierno había dado su consentimiento a cambio de que se haga a través de unos mecanismos que permitan "salvar su imagen", ya que hasta ahora ha impedido la ayuda humanitaria "para evitar el reconocimiento de la crisis venezolana".