Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los diputados rebeldes del PASOK piden una 'hoja de ruta' concreta a Papandreu

El Ejecutivo encara la votación con el apoyo justo para sacarla adelante

El Gobierno griego, con George Papandreu al frente, encara la moción de confianza de esta noche con la esperanza de superarla ya que, pese a las constantes críticas llegadas tanto de la oposición como de disidentes del propio partido gobernante, el PASOK, el primer ministro habría logrado aglutinar el respaldo suficiente a cambio de plantear una 'hoja de ruta'.
El Ejecutivo encara la votación con el apoyo justo para sacarla adelante, ya que el PASOK cuenta con 152 escaños en un Parlamento de 300 miembros. La pérdida de la moción supondría un nuevo terremoto político en el país heleno y la probable convocatoria de elecciones anticipadas.
Una de las voces críticas del PASOK, la diputada Sofia Giannaka, ha pedido a Papandreu que deje "claras sus intenciones esta noche", para que mañana el país no se encuentre sumido en el "caos" y la "anarquía".
Giannaka ha defendido la necesidad de que Grecia cuente con un Gobierno de unidad nacional. "Si el primer ministro no dice esto, las cosas se pondrán feas esta noche", ha advertido, poco antes del arranque de un debate que tendrá su punto álgido en torno a la medianoche (23.00 hora peninsular en España) con el voto de la moción.
Para otro de los discrepantes dentro del PASOK, el diputado Odysseas Voudouris, Grecia vive una "paradoja", ya que Papandreu pide a los políticos confianza para una administración en la que no confían "ni la población ni la comunidad internacional". Por este motivo, ha descrito su voto de esta noche como un "mandato" para avanzar "rápidamente" hacia un Ejecutivo de consenso que cuente con un líder "comúnmente aceptado".
La moción de confianza llega sin que sobre la mesa esté ya el referéndum que Papandreu anunció el lunes y según el cual los griegos habrían sido consultados en diciembre sobre el plan de rescate, lo que había dejado en el aire una ayuda urgente de 8.000 millones de euros y un segundo rescate de 130.000 millones.