Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 200 detenidos y seis agentes heridos en los altercados registrados durante la investidura de Trump

((Esta noticia corrige a la anterior por un error en el titular))
Un total de 217 manifestantes han sido detenidos este viernes en Washington, la capital de Estados Unidos, en el marco de una serie de altercados violentos registrados durante la toma de posesión del presidente estadounidense, Donald Trump, de acuerdo con el último balance.
Asimismo, seis agentes han resultado heridos, tal y como ha señalado a la cadena CNN el jefe de la Policía de Washington, Peter Newsham, si bien ha matizado que aunque tres de ellos presentan lesiones en la cabeza, ninguno se encuentra en estado grave.
"Las fuerzas de seguridad han utilizado sprays de pimienta para proteger a los ciudadanos y los inmuebles de la zona", ha indicado el Departamento de Policía.
Las fuerzas de seguridad han señalado que, además, varios vehículos policiales han sufrido daños, así como numerosos locales, y que se han registrado incendios aislados en la zona.
"Iban armados con palancas y martillos", ha señalado la Policía, que ha informado de que los manifestantes rompieron las ventanas de algunos edificios y vehículos y derribaron varios puestos de prensa.
Los manifestantes, organizados por el grupo Disrupt J20, han bloqueado varias zonas de acceso a las áreas de seguridad para impedir que los seguidores de Trump pudieran ver la toma de posesión del presidente.
"Estamos aquí para luchar contra las ideas de sexismo, islamofobia, fanatismo y nacionalismo que Trump ha extendido durante su campaña", ha indicado Jed Holtz, que ha participado en las protestas.
"La única luz que queda en este día tan miserable es el movimiento de resistencia multigeneracional y multirracial dirigido por personas de color y que puede hacer frente a la agenda de odio de Trump", ha aseverado el director ejecutivo de Democracia para América, Charles Chamberlain.