Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Despedida por conectarse demasiado a las redes sociales en el trabajo

El Tribunal de Apelación de Pau, en Francia, ha validado el despido de una empleada que se conectaba con demasiada frecuencia a su cuenta de Facebook y otras redes sociales, informa Le Figaro.

Una empleada en una empresa de trabajo temporal de la costa vasca utilizaba demasiado las redes sociales en su lugar de trabajo. A esto se sumaron sus reiteradas visitas a su buzón de correo personal y a un sitio en Internet de venta de ropa interior femenina que ella misma comercializaba. Al mismo tiempo, la empresa consideraba que no rendía lo suficiente, a lo que ella alegaba sentirse “desbordada” de trabajo.   
En un día en que la empleada se ausentó del trabajo, su jefe descubrió la importancia de Internet en el día a día de su asalariada. Un informático analizó el ordenador y le confirmó sus suposiciones.
La mujer, tras ser despedida, denunció a la empresa ante un tribunal de Bayona, que sentenció a su favor. Su despido fue considerado “sin causa real ni seria”. Sin embargo, el Tribunal de Apelación de Pau no compartió ese veredicto y aprobó el despido de la empleada porque las “conexiones casi a diario” demuestran que no pudo desempeñar su trabajo en la agencia. El empleado ha renunciado a recurrir.