Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hallazgo de un nuevo cuerpo eleva a 29 los muertos en el deslizamiento de tierra

Tratan de localizar a 108 desaparecidos en los deslizamientos de tierra en Washingtonreuters

El hallazgo de un nuevo cuerpo ha elevado a 29 los muertos tras el deslizamiento de tierras ocurrido el pasado 22 de marzo en el estado de Washington, según la represenante de la oficina del forense del condado de Snohomish, Kelly Stowe, citada por la CNN.

Las autoridades han identificado ya a 19 de las víctimas mortales, que comprenden un abanico de edades que van desde los cuatro meses hasta los 71 años. Además, aún tratan de localizar a 22 personas que continúan en la lista de desaparecidos, según informa CNN.
El gobernador de Washington, Jay Inslee, pidió el lunes al presidente, Barack Obama, que emita una declaración de desastre para la zona y reclamó una serie de ayudas para afrontar los costes de los destrozos de las vivienda y los gastos funerarios, entre otros.
"No hay palabras para describir la devastación causada a la comunidad de Oso y el impacto del derrumbe continúa teniendo sobre Darrington, Arlington y las comunidades vecinas", dijo Inslee en un comunicado.
Alerta de inundaciones por la nieve caída
Las autoridades estadounidenses han alertado este miércoles del riesgo de que la zona en la que se registró un deslizamiento de tierras quede inundada como consecuencia de las últimas nieves caídas.
Los trabajadores de emergencias que están desplegados en la ladera de las montañas Cascada, situadas al noreste de Seattle, han tenido unas mejores condiciones meteorológicas en los últimos dos días, lo que ha facilitado su labor.
Sin embargo, está previsto que vuelvan las lluvias y que se prolonguen hasta el domingo.
Esta previsión de precipitaciones hace temer a las autoridades estadounidenses que la zona del deslizamiento pueda sufrir una inundación cuando se derritan las nieves que habían caído en los días anteriores.
En concreto, el temor es que las nieves de las montañas Cascada se derritan y provoquen que el cauce del río Stillaguamish se desborde e inunde la zona del deslizamiento.
El jefe del dispositivo de los bomberos, Mike Asher, en la zona afectada por el corrimiento de tierras ha dejado claro que hay mucha nieve en las montañas que rodean el valle. "Vamos a empezar a afrontar desbordamientos en el futuro próximo", ha asegurado.