Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un deslizamiento de tierras en Afganistán deja 350 muertos y más de 2.000 sepultados

Al menos 350 personas han muerto y más de 2.000 han quedado sepultadas por una serie de corrimientos de tierra en una remota aldea de la provincia de Badajshán, en la parte noreste de Afganistán, según ha informado el gobernador regional, Waliulá Adeeb.

La misión de ka ONU en Afganistán ha confirmado al menos 350 muertos y ha explicado que la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) está trabajando con las autoridades para "rescatar" a los atrapados que son "más de 2.000, según ha confirmado el portavoz del gobierno regional, Naweed Forotan.
El gobernador, que cita como fuente la información recabada en las últimas horas por otras autoridades locales, ha aseguardo que hasta 600 personas podrían haber quedado atrapadas en la tierra, informa la cadena estadounidense CNN.
Según las autoridades, un primer alud sepultó unas 300 viviendas de la zona de Argo, situada en un área montañosa. Posteriomente, un segundo deslizamiento de tierras enterró a cientos de personas que habían acudido de zonas cercanas para tratar de rescatar a las víctimas iniciales.
Badajshán tiene frontera con Tayikistán en el norte y con Pakistán en el sur. Es una región con poca densidad de población y compuesta principalmente por una mayoría tayika a la que se suman miembros de lsa comunidad uzbeka y kirguís.
Su situación geográfica convirtió a Badajshán en la única región que no controlaron los talibán durante los años en que estuvieron en el poder.