Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los descendientes del fundador del wahabismo se distancian de la familia gobernante en Qatar

Los descendientes del fundador de la rama religiosa wahabí, imperante en Arabia Saudí, han publicado este domingo un comunicado para distanciarse de la familia gobernante en Qatar, en medio de las tensiones bilaterales.
En su comunicado, recogido por el diario local 'Arab News', la familia Al Asheij ha negado que el emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Zani, sea bisnieto de Muhamad ibn Abdulwahab, fundador de la citada corriente religiosa.
Así, han reclamado explícitamente a Qatar que cambie el nombre de la mezquita Jeque Muhamad ibn Abdulwahab, inugurada por Al Zani con motivo de sus supuestos lazos con el fundador del 'wahabismo'.
"Los únicos descendientes legítimos del jeque Abdulwahad están dentro del reino --en referencia a Arabia Saudí-- y son los retoños de sus cuatro hijos", han remachado.
El comunicado ha sido publicado después de que la agencia estatal qatarí, QNA, publicara esta semana unas declaraciones del emir en las que criticaba la postura de los países del Golfo contra Irán y hablaba de "tensiones" con Estados Unidos.
Inmediatamente después, QNA denunció haber sufrido un ataque informático y negó la veracidad de la nota publicada, pese a lo cual medios de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU) continuaron informando acerca de las presuntas declaraciones de Al Zani.
Este hecho provocó las críticas de Doha, lo que llevó a varios países --Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin-- ha bloquear el acceso a diversos medios qataríes, entre ellos la cadena de televisión Al Yazira.
Las relaciones entre Qatar y otros países del Golfo ya sufrieron un periodo de tensión en 2014 debido al supuesto apoyo de Doha a la organización islamista Hermanos Musulmanes.