Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una delegación tripartita visitará Jartum para evaluar la situación en la región de Abyei

La comisión conjunta a cargo de la administración de la región de Abyei, que se encuentra en el sur de Sudán, ha informado este lunes de que una delegación tripartita formada por representantes de la Unión Africana, Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad de la ONU visitarán Jartum, la capital sudanesa, para evaluar la situación en la zona.
El encuentro tendrá lugar el mismo día en que el Consejo de Seguridad tiene previsto acoger una serie de consultas sobre el informe anual de la Secretaría General sobre la seguridad en el área disputada, según ha recogido el diario local 'Sudan Tribune'.
Los quince miembros del Consejo acordaron en mayo ampliar hasta el 15 de noviembre el mandato de la misión de la Fuerza Interina de Seguridad de Naciones Unidas para Abyei (UNISFA, por sus siglas en inglés) para garantizar la estabilidad de la región.
El Consejo de Seguridad discutirá si tanto Sudán como Sudán del sur han llevado a cabo en el tiempo establecido la implementación de los puntos acordados en el Mecanismo de Control y Verificación Conjunta en la Frontera (JBVMM, por sus siglas en inglés), especialmente en lo relacionado con la formación de una administración conjunta en la zona.
El presidente de la comisión, Salooma Yahia Musa, ha indicado que la delegación tripartita hablará principalmente del trabajo de las instituciones civiles en Abyei y del papel ejercido por la UNISFA. Asimismo, ésta revisará los acuerdos firmados con Sudán del Sur al respecto.
Esta visita tiene lugar de cara a la próxima reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la ampliación del mandato de la UNISFA en noviembre.
EL PROBLEMA DEL REFERÉNDUM
La disputa sobre Abyei, una región productora de crudo, se remonta al año 2011, cuando Sudán del Sur logró su independencia. No existe administración conjunta sobre la zona, donde la tribu Ngok Dinka ha insistido en la necesidad de celebrar un referéndum sin contar con la tribu árabe seminómada Misseriya.
Existen en la zona dos comisiones, una para los Misseriya --que ha sido establecida por el Gobierno sudanés-- y otra para los Ngok Dinka --formada por el Gobierno sursudanés--.
El 27 de junio de 2011, el Consejo de Seguridad, dispuso la UNISFA mediante una resolución para poner fin a la escalada de violencia en la región. El Acuerdo General de Paz (CPA, por sus siglas en inglés) señala que el territorio continuará formando parte de Sudán hasta que un referéndum determine el futuro de la zona.
Las diferencias sobre la participación en la votación han frenado la celebración del referéndum conjunto en numerosas ocasiones. En 2013, la tribu Ngok Dinka celebró un plebiscito unilateral para seguir formando parte de Sudán del Sur, cuyo resultado no ha sido reconocido por Jartum, Yuba, la Unión Africana ni la comunidad internacional.