Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuba y EEUU destacan la "fluidez" de las conversaciones migratorias

Cuba y EE.UU. inician la primera reunión tras el restablecimiento de relacionesEFE

Cuba y Estados Unidos han destacado la "fluidez" con la que han transcurrido las conversaciones sobre migración que han tenido lugar este miércoles en La Habana, a pesar de las "claras diferencias" que persisten entre ambos países. A partir de este jueves será cuando se aborde el tema principal de este encuentro: la normalización de las relaciones diplomáticas. Será con la llegada a la isla de la subsecretaria para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson.

La reunión ha arrancado a las 9.00 (hora local) en el Palacio de Convenciones de La Habana con la directora general para Estados Unidos, Josefina Vidal, como cabeza de la delegación cubana, y el subsecretario adjunto de Estado para el Hemisferio Occidental, Edward Alex Lee, como portavoz estadounidense.

"Se evaluaron diversos aspectos de las relaciones migratorias, incluyendo el cumplimiento de los acuerdos vigentes, la emisión de visas para emigrantes y visitas temporales, y los resultados de las acciones para enfrentar la emigración ilegal y el fraude de documentos", ha informado el Ministerio de Exteriores de Cuba.

El portavoz cubano, Gustavo Machín, ha afirmado que "ha sido una mañana provechosa". "Hemos estado intercambiando sobre el tema migratorio de una forma respetuosa y con un espíritu constructivo. Las delegaciones han hablado con fluidez, a pesar de que tienen algunas diferencias", ha destacado.

En la misma línea se ha expresado Lee. "La naturaleza productiva de la discusión de hoy prueba que, pese a las claras diferencias que persisten, Estados Unidos y Cuba pueden encontrar oportunidades para avanzar en nuestros intereses comunes", ha dicho.

Posturas enfrentadas

El Gobierno de Raúl Castro ha reiterado su "preocupación" por la vigencia de la Ley de Ajuste Cubano y la política de 'pies secos-pies mojados' "porque, además de atentar contra la letra y el espíritu de los acuerdos migratorios, continúan siendo el estímulo principal a la emigración ilegal hacia Estados Unidos".

Lee ha aclarado que ambas medidas seguirán vigentes. "Hemos explicado al Gobierno cubano que el estadounidense está completamente comprometido con el respeto a la Ley de Ajuste Cubano y que se mantendrá la política de 'pies secos-pies mojados'", ha subrayado, según informa Martí Noticias.

La Ley de Ajuste concede a los cubanos privilegios que no tiene ningún otro inmigrante en Estados Unidos, mientras que la política de 'pies secos-pies mojados' permite a los 'balseros' que lleguen a tierra quedarse en el país norteamericano, mientras que los interceptados en el mar son repatriados.

Otras cuestiones

Los representantes cubanos también han manifestado "su profunda preocupación por la situación que enfrenta la Sección de Intereses en Washington y, en particular, su oficina consular que, como resultado del bloqueo, está próxima a cumplir un año sin servicios bancarios, lo cual provoca graves afectaciones a los servicios que debe prestar a los cubanos residentes en Estados Unidos y a los ciudadanos norteamericanos interesados en visitar Cuba".

Además, la isla caribeña "ha expresado su rechazo a la continuidad de la política dirigida a alentar a profesionales y técnicos cubanos de la salud a abandonar sus misiones en terceros países, en tanto es una práctica censurable de 'robo de cerebros' que no se corresponde con el contexto bilateral actual".

Por otro lado, "Cuba ha expresado su satisfacción por la reciente realización de un encuentro técnico entre el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos y Tropas Guardafronteras de Cuba para intercambiar sobre medidas que contribuyan a una implementación más eficaz de los Acuerdos Migratorios y de los Procedimientos de Búsqueda y Salvamento adoptados entre ambos países".

Cuba también ha reconocido "el cumplimiento de los acuerdos migratorios, en lo que respecta al otorgamiento de no menos de 20.000 visas anuales por Estados Unidos a emigrantes cubanos y al incremento de las visas concedidas a ciudadanos cubanos para realizar visitas temporales a los Estados Unidos".

Relaciones diplomáticas

El jueves será cuando las delegaciones, ya con la presencia de la subsecretaria para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, aborden el tema principal de este encuentro en La Habana: la normalización de las relaciones diplomáticas.

"Mañana, día 22, se realizará la primera reunión sobre el proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, y en horas de la tarde tendrá efecto una reunión para abordar otros asuntos bilaterales", ha detallado el Ministerio de Exteriores cubano.

El Gobierno de Raúl Castro ha subrayado que "el restablecimiento de las relaciones diplomáticas", que pasa por la apertura de embajadas en Washington y La Habana, "debe basarse en Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares".

Cuba ha reiterado su disposición "a tratar diversos temas de forma recíproca con Estados Unidos, sin menoscabo de la independencia nacional y con respeto e igualdad soberana" incluso "sobre democracia y Derechos Humanos".

Reuniones paralelas

Jacobson también aprovechará su estancia en La Habana para reunirse "con miembros de la sociedad civil independiente", eufemismo que unos y otros suelen usar para referirse a la oposición cubana, así como con "líderes empresariales y religiosos".

Varios representantes de la oposición cubana han detallado a Europa Press que el 23 de enero han sido invitados a un "desayuno" en la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana con los representantes del Gobierno de Barack Obama.

"No nos han dicho el objeto de la reunión", ha dicho la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, al tiempo que ha adelantado que aprovechará el encuentro para trasladar a Washington "las preocupaciones que han surgido por esta normalización de relaciones".

Sin embargo, Soler ha alertado que la participación de las Damas de Blanco en este "desayuno" está en duda porque en la reunión que congresistas estadounidenses tuvieron el domingo en La Habana no había "equilibrio" en la representación de la oposición cubana.

Acuerdo histórico

El pasado 17 de diciembre Obama y Castro comparecieron ante el mundo en discursos casi simultáneos para anunciar que por primera vez en más de cinco décadas Estados Unidos y Cuba habían llegado a un acuerdo para iniciar el deshielo de las relaciones bilaterales.

El Gobierno cubano ha fijado su meta en el fin del bloqueo comercial impuesto por Estados Unidos en 1960, pero Obama ha advertido de que se trata de un objetivo a largo plazo por requiere la connivencia de la Casa Blanca y el Congreso.

De momento, la normalización ha comenzado con una serie de medidas que entraron en vigor el 16 de enero, entre las que destacan la flexibilización de los viajes de los estadounidenses a Cuba, así como que las empresas de telecomunicaciones y financieras norteamericanas puedan hacer negocios allí.