Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de una decena de detenidos tras las protestas del jueves contra el G-20 en Hamburgo

Más de diez personas han sido detenidas en el marco de las protestas convocadas este jueves contra la cumbre del G-20 que se desarrolla este fin de semana en la ciudad alemana de Hamburgo, según ha indicado a DPA uno de los organizadores de la marcha, Andreas Blechschmidt.
La protesta, bautizada como 'Bienvenidos al infierno', ha acabado con una serie de enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad que han dejado "decenas" de heridos en ambos bandos, según la Policía.
Si bien no se ha ofrecido ningún balance de heridos entre manifestantes en la manifestación, de la Policía sí se conoce que 76 agentes han resultado heridos, uno de ellos de gravedad en un ojo tras explotarle a corta distancia un petardo.
Desde el miércoles, la ciudad de Hamburgo ha sido escenario de numerosas protestas contra la cumbre y contra las políticas de los países que conforman el grupo, que se reúnen desde este viernes en el Centro de Convenciones de la ciudad, ubicado muy próximo al barrio de Sankt Pauli, de marcado carácter izquierdista.
Las manifestaciones de miércoles y jueves han acabado, en algunos puntos, con enfrentamientos entre asistentes a las protestas y agentes de la Policía y las fuerzas de seguridad han llegado a utilizar gases lacrimógenos y cañones de agua.
Unos 20.000 efectivos forman parte del operativo de seguridad habilitado por el Gobierno local para la celebración de la cumbre, con el objetivo de contener la violencia que pudiera derivarse de las protestas.
Los grupos que convocaron la manifestación de este jueves ha explicado que el G-20 ha fracasado al no atajar asuntos que amenazan la paz mundial.
Para el viernes, día que arranca la cumbre, se espera que asistan unos 100.000 participantes a las protestas.