Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU ayudó a uno de los espías cubanos liberados a inseminar a su esposa

El espía cubano Gerardo Hernández y su esposaREUTERS

Estados Unidos ayudó a un espía cubano que estaba preso en California a inseminar artificialmente a su esposa en Cuba, un gesto de buena voluntad mientras Washington y La Habana mantenían negociaciones secretas para restablecer sus relaciones diplomáticas, según han informado este lunes funcionarios estadounidenses.

El agente Gerardo Hernández y su esposa Adriana Pérez están esperando que su hija nazca en dos semanas, a pesar de que él estuvo preso durante 16 años sin visitas conyugales. La niña se llamará Gema, tal y como han confirmado los medios estatales de Cuba.
Hernández cumplía una condena a dos cadenas perpetuas en una penitenciaría federal de Victorville hasta que fue excarcelado la semana pasada como parte de un intercambio de prisioneros, el mismo día en que Estados Unidos y Cuba anunciaron el restablecimiento de sus relaciones rotas hace más de 50 años.
"Podemos confirmar que Estados Unidos facilitó la petición de la señora Hernández (Adriana Pérez) de tener un bebé con su esposo", ha señalado el Departamento de Justicia de Estados Unidos a través de un comunicado.
"La petición fue difundida por el senador (Patrick) Leahy, que buscaba mejorar las condiciones para (el ciudadano estadounidense Alan) Gross mientras estaba preso en Cuba", añade el texto.
Estados Unidos liberó a Hernández y a otros dos cubanos condenados por espiar a grupos de exiliados en Florida a cambio de excarcelar al subcontratista estadounidense, arrestado en el 2009 por tratar de importar tecnología dentro de un programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) considerado ilegal por el Gobierno cubano.
Además, La Habana envió a Estados Unidos a un cubano encarcelado en la isla por espiar para Washington y a otros 53 presos no identificados.
Hernández, de 49 años, fue uno de los cinco agentes cubanos de inteligencia arrestados hace 16 años que fueron condenados a largas penas de prisión. En Cuba son aclamados como "héroes antiterroristas". Formaban parte de la llamada 'Red Avispa', que se infiltró en grupos de exiliados cubanos anticastristas cuando planeaban ataques con bombas a instalaciones turísticas de la isla.
Los cinco fueron honrados el sábado en una ceremonia que tuvo lugar en La Asamblea Nacional (Parlamento), donde Pérez, de 44 años, apareció junto a Hernández mostrando su embarazo. Más tarde, el agente cubano dijo en la televisión local que "hubo que hacerlo por control remoto", aunque no ofreció más detalles.