Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los croatas bloquean el matrimonio homosexual

Una pareja croata de lesbianascuatro.com

Los croatas han aprobado en referéndum con un 66 por ciento de respaldo incluir en su Constitución la definición de matrimonio como unión de un hombre y una mujer a pesar de que varios de los principales partidos del país se han expresado en contra de la iniciativa. Con esta reforma, el matrimonio no podrá ser legislado por ley, sino que deberá haber una mayoría parlamentaria de dos tercios de la cámara para modificar la Constitución.

Los datos oficiales preliminares ratifican la clara victoria del grupo católico En Nombre de la Familia, impulsor de la propuesta. La participación ha sido de un 37 por ciento.
En Nombre de la Familia reunió más de 740.000 firmas para promover esta iniciativa popular de reforma de la Constitución y obligó así al Parlamento a aprobar la convocatoria del referéndum a pesar de que los partidos de centro-izquierda que respaldan al Gobierno se han mostrado contrarios a la propuesta.
Sin embargo, el resultado de la consulta no es ninguna sorpresa teniendo en cuenta la incorporación del catolicismo más conservador como elemento de la identidad nacional croata. El 90 por ciento de los 4,4 millones de croatas se declaran católicos.
Con esta reforma, el matrimonio no podrá ser legislado por ley, sino que deberá haber una mayoría parlamentaria de dos tercios de la cámara para modificar la Constitución.
"Estoy contenta porque, a partir de ahora, ningún gobierno podrá legalizar el matrimonio homosexual", ha explicado la líder de En Nombre de la Familia, Zeljka Markic.
Una bailarina, Sanja Grgic, ha argumentado que no está "en contra de los gays", "pero he votado a favor porque pienso que los hijos deberían crecer en una familia que tenga una madre y una familia".
Con la reforma, Croacia se asimila a países como Bielorrusia, Polonia, Moldavia, Bulgaria, Montenegro y Serbia, donde también tiene nivel constitucional la definición del matrimonio como unión de hombre y mujer.
Desde el grupo Contra, que ha hecho campaña contra la reforma, Duje Prkut ha denunciado que lo que se constitucionaliza es la discriminación. "Es un ataque contra los Derechos Humanos y las libertades. Es un lastre que tendremos que soportar", ha afirmado.
El primer ministro, Zoran Milanovic, ha calificado el referéndum de "triste y sin sentido", y ha anunciado ya una nueva ley en semanas que dará más derechos a las parejas homosexuales.