Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alto el fuego contempla la creación de un "estatus especial" para Donetsk y Lugansk

Alto el fuego Ucraniacuatro.com

El acuerdo de alto el fuego firmado el viernes entre Ucrania y los rebeldes prorrusos comprende entre otros aspectos un proceso de descentralización por el que las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk a partir de la celebración de elecciones anticipadas en estas localidades a través la adopción, por parte de Ucrania, una legislación que contempla un "estatus especial" para ambas zonas.

Entre los puntos del acuerdo alcanzado por el Grupo de Contacto Trilateral, formado por Ucrania, Rusia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), se contemplan garantías de seguridad para los participantes en la negociación, una amnistía para los separatistas que depongan lasarmas, la liberación e intercambio de los prisioneros, la creación de un corredor humanitario y de una zona segura para la retirada de las fuerzas armadas separatistas.
El acuerdo, colgado en ruso en la web de la OSCE, exige a los separatistas que dejen vacantes los edificios de los que se han apropiado, para que las autoridades locales puedan reanudar su labor y recomienda que los canales de televisión ucranianos reanuden su emisión en Donetsk y Lugansk.
Pero sobre todo el acuerdo contempla un proceso de descentralización por el que se concede a los habitantes de ambas provincias a desarrollar sus propios gobiernos locales y a proteger el idioma ruso, de acuerdo con el texto oficial recogido por el diario 'Kyiv Post'.
Este proceso de descentralización se desarrollará, primero, a través de la creación de una nueva ley en Ucrania que estipulará un "procedimiento provisional" para la creación de un Gobierno local en Donetsk y Lugansk, ambas declaradas de "estatus especial".
En segundo lugar, el acuerdo estipula la celebración de elecciones locales en partes de estas regiones. Las bases de estos comicios estarán reguladas por la misma ley descentralizadora del Gobierno ucraniano.
Finalmente, los sublevados exigen que la "ley sobre el estatus especial" garantice a ambas regiones el derecho a mantener relaciones económicas con Rusia y con la Unión Aduanera a la que pertenece junto a Bielorrusia y Kazajistán.