Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una comisión del Congreso archiva el proyecto para permitiría a Alberto Fujimori concluir su condena en casa

La Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de Perú ha aprobado este martes la decisión de archivar el proyecto de ley presentado por el congresista Roberto Vieira que planteaba la posibilidad de que los presos de edades avanzadas pudieran cumplir sus condenas en sus propias viviendas.
La 'Ley Vieira' preveía otorgar el arresto domiciliario a presos mayores de 75 años que hayan cumplido un tercio de su condena, requisitos que cumple el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) --en prisión tras ser condenado por delitos de lesa humanidad--.
Vieira defendió este proyecto apelando a la humanidad para excarcelar a Fujimori y otros más de 800 presos que entran dentro de las exigencias que incluía su propuesta, según ha recogido la agencia peruana de noticias Andina.
Por otro lado, el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, advirtió previamente de que el Congreso peruano no puede legislar con "nombre propio", y recordó que el indulto es una potestad que corresponde al presidente, si bien ha recordado que para que se acepte tiene que haber detrás razones objetivas.
El propio Alberto Fujimori aseguró en la víspera que mientras se debate si debería ser indultado o, en su defecto, debería estar sujeto a una nueva legislación para que cumpla el resto de su condena en su vivienda, "la única realidad" es que él sólo saldrá de prisión "muriendo" o "en fase terminal".
La semana pasada, la presidenta del Congreso, Luz Salgado, del partido de Keiko Fujimori, rechazó la posibilidad de que se apruebe una ley que permita al expresidente finalizar su condena en casa a causa de su avanzada edad y sus continuos problemas de salud, y abogó por que el presidente apruebe un indulto.
Kenji Fujimori, en este contexto, ha asegurado que el proyecto presentado por el congresista Roberto Vieira le daría más beneficios a los condenados de edades avanzadas y así mejoraría su calidad de vida.
"Tengo entendido que el proyecto de ley del congresista Vieira lo que busca es otorgar beneficios a muchos adultos mayores que purgan condenas en diversos penales; los adultos mayores que se acojan obviamente tendrán mayor calidad de vida", detalló.
A finales de abril, Kuczynski aseguró que es necesario "voltear la página en algunas cosas para tener una sociedad más unida". "Nosotros estamos estudiando el caso", aseguró, en respuesta a unas declaraciones del portavoz del grupo de Peruanos por el Kambio (PPK) --el partido de Kuczynski--, Carlos Bruce, quien se mostró a favor de la liberación de Fujimori por cuestiones humanitarias.
No obstante, su primer ministro, Fernando Zavala, tuvo que salir a matizar las palabras del presidente, señalando que lo que estaba estudiando no es un "indulto" al exmandatario, algo que ha rechazado desde su elección como mandatario.
"El Ejecutivo no va a promover una ley, pero sí evaluará las propuestas que se puedan presentar de caso general y que permitan a personas cumplir condenas en su domicilio", indicó entonces Zavala, según la cadena peruana Canal N.
El exmandatario, de 87 años, ha tenido que ser hospitalizado en los últimos años --la última vez, a principios de abril-- por diversos problemas de salud que llevaron a sus hijos a solicitar un indulto humanitario al Gobierno de Ollanta Humala, que lo rechazó.
Posteriormente, el actual presidente también se negó a conceder un indulto a Fujimori, padre de su rival en las elecciones.
Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de prisión por la muerte y el secuestro de decenas de personas en diferentes hechos violentos ocurridos durante su Gobierno en el marco de la lucha contra la guerrilla Sendero Luminoso.