Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 160 talibán muertos en los combates por el control de la autopista que une Kandahar y Helmand

Al menos 160 milicianos talibán han muerto y otros 64 han resultado heridos en los combates con las fuerzas de seguridad afganas por el control de la autopista que une las ciudades de Kandahar y Helmand, en el sur de Afganistán, según ha informado la agencia afgana Pajhwok.
El gobernador de Helmand, Hayatulá Hayat, ha asegurado ante los medios de comunicación que se ha logrado desactivar las minas que los milicianos habían instalado en la carretera, que ya era peligrosa por los continuos ataques de los insurgentes.
Además de los 160 talibán muertos y los 64 heridos, otros cuatro milicianos han sido capturados, se han desactivado alrededor de 1.020 minas y se han creado nuevos puestos de control para mantener la seguridad de la zona.
El general Moeen Faquir ha asegurado que el Ejército Nacional Afgano, la Policía y la Dirección Nacional de Seguridad (NDS, la agencia de Inteligencia afgana) todavía se encuentran combatiendo con los milicianos. Además, Faquir también ha informado sobre la muerte de tres miembros de las fuerzas de seguridad.
Por otro lado, una fuente de los servicios de seguridad ha revelado que han muerto 25 agentes de Policía cuando los talibán han incendiado dos puestos de control. El portavoz de los talibán, Zabihulá Muyahid, ha negado las afirmaciones de las autoridades y ha asegurado que las bajas más numerosas las han sufrido las fuerzas de seguridad.