Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los combates de ayer en Trípoli entre facciones rivales libias dejan por el momento 52 muertos

Al menos 52 combatientes han fallecido por los fuertes enfrentamientos registrados ayer en la capital de Libia, Trípoli, entre facciones afines al Gobierno libio reconocido por Naciones Unidas y el régimen paralelo islamista que había sido expulsado en marzo de la ciudad.
Todos los fallecidos pertenecen al llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (o GNA, por sus siglas en inglés), de los cuales 17 fueron "ejecutados de manera sumaria" por las milicias rivales durante los combates que se concentraron en el distrito de Abú Salim, según ha informado el asesor de seguridad del GNA, Hachem Bishr, a la cadena panárabe Al Yazira.
Los combates parecen ser un intento de grupos armados afines al autoproclamado "gobierno nacional de salvación", de corte islamista, que estarían luchando para recuperar territorio en la ciudad tras su expulsión por el GNA.
Sin embargo, este ejecutivo todavía no ha logrado consolidar sus posiciones en Libia ni contener a las milicias que llevan campando a sus anchas por el país desde el levantamiento de hace seis años contra el sátrapa Muamar Gadafi, como tampoco a un tercer ejecutivo, en el este de Libia, liderado por el general Jalifa Haftar, aliado de Gadafi hasta que decidió sumarse a las filas de la revolución.
Los enfrentamientos de ayer han roto dos meses de relativa calma en Trípoli, después de que las fuerzas alineadas con el GNA consiguieran expulsar a los islamistas de los barrios del centro de la ciudad. Sin embargo, desde hace semanas corría el rumor de que estaba a punto de comenzar un contraataque bajo la designación "Orgullo de Libia".