Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El colíder del prokurdo HDP sufre un espasmo de las arterias coronarias en prisión

El colíder del prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) Selahattin Demirtas sufrió el sábado un espasmo de las arterias coronarias en la cárcel en la que se encuentra a la espera de juicio.
El parlamentario del HDP Ayhan Bilgen ha informado este lunes sobre lo ocurrido, expresando su preocupación por el estado de salud de Demirtas, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
"Nos dirigiremos a la Cámara Turca de Médicos y pediremos que Demirtas reciba tratamiento hospitalario por parte de médicos imparciales", ha agregado.
Previamente, el propio Demirtas envió un mensaje desde prisión afirmando que "se encuentra retenido" y prometiendo que su situación "no durará mucho".
En noviembre, trece parlamentarios del HDP fueron arrestados, y diez de ellos, entre ellos sus colíderes --Demirtas y Figen Yuksekdag--, siguen bajo custodia a la espera de juicio.
Los parlamentarios del HDP hacen frente a una investigación bajo la legislación terrorista después de que el Parlamento aprobara poner fin a la inmunidad parlamentaria.
Este mismo lunes, la Policía ha detenido a dos parlamentarias del HDP --Caglar Demirel y Besime Konca-- en el marco de una investigación sobre terrorismo, según fuentes policiales.
Durante la jornada han sido detenidas además 235 personas --entre ellas varias decenas de miembros del HDP-- en una serie de redadas que se han desarrollado dos días después del doble atentado junto a un estadio deportivo en Estambul.
El partido, la tercera fuerza parlamentaria de Turquía, advirtió en mayo de que retirar la inmunidad a los diputados para poder lanzar pesquisas judiciales en su contra sólo traerá "más violencia".
El HDP expresó su temor de que fueran expulsados los 59 diputados que tiene en el Parlamento, 50 de los cuales tienen un expediente abierto por difundir propaganda terrorista.
Este expediente era el primer paso para, una vez retirada la inmunidad, lanzar un proceso judicial. El Gobierno acusa al partido de mantener lazos con el PKK, al que considera un grupo terrorista.