Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es un colegio a un kilómetro de la guerra

El colegio que ha vuelto a abrir en LibiaReuters

La directora de un colegio de Bengasi (Libia), Fauzia Mukhtar Abeid, desafia al Estado Islámico y no teme a los continuos bombardeos que se producen a menos de un kilómetro del centro. Fauzia defiende la educación de los niños por encima de cualquier cosa, incluso  de la guerra, y nada debe interferir en ella.

En uno de los barrios más pobres de la capital libia, en primera línea de batalla, allí está ella, Fauzia, la profesora que intenta dejar su miedo a un lado y enseñar a los niños en medio de un panorama desolador. Existe la posibilidad de que cualquier día les alcance una proyectil, de hecho, hace poco una mezquita cercana fue bombardeada. Dos de sus alumnos fueron víctimas de él cuando se dirigían a las lecciones del Corán, según recoge la 'BBC'.
Aunque el colegio cerró hace casi dos años, cuando la zona se convirtió en uno de los puntos calientes de la guerra, en diciembre del pasado año volvió a abrir sus puertas, a petición de los familias de la zona, las más desfavorecidas, ya que solo había podido huir las familias acomodadas.  
Sin embargo, la reapertura no fue una tarea sencilla. El colegio había sufrido muchos años a causa de los bombardeos. Por ello, los padres comenzaron a recaudar dinero para poder sufragar la reparación. Además, aparte de quitar los cristales, habilitaron un hueco en la pared para que los niños pudiesen acceder al recinto por una zona más segura, alejada de los francotiradores.