Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La coalición mata más de 2.400 milicianos del Estado Islámico y 131 civiles

IrakReuters

Los ataques aéreos llevados a cabo por la coalición militar que dirige Estados Unidos han acabado con la vida de más de 2.400 milicianos de Estado Islámico y 131 civiles en los últimos ocho meses, según las estimaciones del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

En un comunicado, esta organización con sede en Londres y con una amplia red de informadores sobre el terreno en Siria ha asegurado que tiene "documentada" la muerte de "2.440 personas" desde el inicio de la campaña militar internacional, el 23 de septiembre de 2014 hasta el 20 de mayo. Además, hay cientos de personas que han resultado heridas, "la mayoría de ellas pertenecientes a Estado Islámico".
El balance incluye a un total de 131 civiles muertos, de los cuales 42 son niños y 25 son mujeres, por ataques aéreos contra yacimientos y refinerías de petróleo en Al Hasaká y Deir el Zor, Raqqa, Alepo e Idlib countryside.
62 CIVILES MUERTOS EN LA MASACRE DE BIR MIHLI
El Observatorio ha dicho que 62 de los civiles fallecidos --de los cuales 16 son niñas, quince niños y 19 mujeres-- perdieron la vida la "masacre" cometida por la coalición de Estados Unidos en Bir Mihli, una localidad situada cerca de Serrin, al sur de Kobani el 1 de mayo.
La ONG también ha asegurado que 90 combatientes del Frente al Nusra, la rama local de Al Qaeda, han muerto en ataques aéreos contra sus cuarteles en Alepo y en Idlib. La mayoría de los fallecidos por los ataques aéreos en los últimos ocho meses son milicianos de Estado Islámico, que ha perdido a un total de 2.217 combatientes por las acciones contra sus posiciones en Homs, Hama, Al Hasaká, Raqqa, Deir el Zor y Alepo.
"En el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos creemos que el número de bajas en Estado Islámico es mayor porque hay un absoluto secretismo sobre las bajas y debido a la dificultad de acceso a muchas zonas y localidades en las que hemos sido testigos de combates y bombardeos", ha señalado la organización que preside Rami Abderrahman.
El Observatorio ha manifestado su condena por la muerte de los 131 civiles, incluidos 66 niños y mujeres, como consecuencia de los ataques de la coalición y ha reclamado que se eviten las operaciones militares contra zonas civiles. "El Observatorio promete al pueblo sirio que trabajará con más insistencia para detener los crímenes de guerra y contra la Humanidad, cometidos a diario contra el pueblo sirio y remitirá los hechos al Tribunal Penal Internacional o a los tribunales especiales que se establezcan en Siria", ha concluido.