Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 17.000 civiles murieron en Siria en 2016, entre ellos más de 2.000 niños

Unos 17.000 civiles murieron en Siria en 2016 víctimas de la guerra iniciada en marzo de 2011, según un balance de la Red Siria para los Derechos Humanos que incluye en la lista de fallecidos a más de 2.000 menores de edad.
La organización ha admitido la "dificultad" de hacer este tipo de recuentos en un escenario convulso donde "la mayoría de las víctimas mueren en los frentes de batallas". Además, todas las partes son reacias a divulgar datos precisos, por lo que el número de heridos y fallecidos podría ser "mucho mayor" al estimado.
La Red Siria para los Derechos Humanos calcula que 16.913 civiles han muerto por las acciones de los distintos actores beligerantes, 827 de ellas en el recién terminado mes de diciembre. El régimen de Bashar al Assad sería responsables de 8.736 muertes, entre ellas las de 1.984 niños.
Las fuerzas rusas, por su parte, habrían matado a 3.967 civiles, mientras que el número de muertes atribuidas a los grupos extremistas islámicos --entre ellos Estado Islámico-- es de 1.528. El balance de la Red Siria para los Derechos Humanos incluye también a 1.048 fallecidos a manos de la denominada 'oposición moderada' al régimen.
La organización ha acusado a todas las partes de violar los Derechos Humanos y de no proteger o incluso atacar de forma deliberada a la población civil. En este sentido, ha instado al Consejo de Seguridad de la ONU y al resto de la comunidad internacional a adoptar medidas y a garantizar la rendición de cuentas.