Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos catorce detenidos en una operación antiterrorista en Austria

Al menos catorce personas han sido detenidas este jueves en Austria en una operación antiterrorista que ha implicado el despliegue de unos 800 agentes en las localidades de Viena y Graz, según ha informado el diario 'Der Kurier'.
La operación, planeada desde hace meses, ha permitido detener en Viena y en Graz a once hombres y tres mujeres por su supuesta relación con una organización terrorista que estaría vinculada con Estado Islámico, según ha explicado en un comunicado la Fiscalía de Graz.
Los primeros ocho arrestados son tres ciudadanos austriacos, dos bosnios, un sirio, un búlgaro y un macedonio con edades comprendidas entre los 21 y los 49 años. Cuatro de ellos fueron capturados en Viena y los otros cuatro en Graz.
Horas después, este jueves a mediodía, la Policía austriaca ha detenido a otros tres hombres de países de los Balcances. La operación se ha completado con el arresto de tres mujeres de origen balcánico en Graz que también están relacionadas con la organización terrorista.
Las autoridades austriacas han dicho que no habrá más detenciones este jueves aunque la Fiscalía todavía tiene previstos más interrogatorios. La Fiscalía ha dicho que no aporta más detalles sobre la investigación para poder continuar con las indagaciones.
La operación policial se ha desarrollado tras un largo periodo de vigilancia de varias personas de países de la antigua Yugoslavia sospechosas de intentar crear una organización terrorista islamista y reclutar a milicianos. Los investigadores creen que los detenidos tendrían relación con un predicador islamista que fue condenado en el verano de 2016 a 20 años de prisión por incitación al asesinato y terrorismo.
La operación desarrollada este jueves no tiene relación con el arresto de un joven albanés de 17 años la semana pasada en Viena y ha sido el resultado de varios meses de vigilancia a los sospechosos.