Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La catástrofe en la Loveparade de Duisburgo en 2010, finalmente a juicio

La Audiencia Territorial del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia ha anunciado este lunes que abrirá un juicio para analizar la catástrofe del multitudinario festival de música tecno Loveparade, en el que 21 personas perdieron la vida asfixiadas, dos de ellas españolas.
La tragedia tuvo lugar el 24 de julio de 2010 en el túnel de acceso al recinto donde se celebraba la Loveparade en Duisburgo. Más de 600 personas resultaron heridas en el incidente, en el que cientos de personas quedaron atrapadas y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. Los familiares esperan aún que alguien asuma la responsabilidad de una tragedia que en su opinión se pudo evitar.
En primera instancia, la Justicia alemana no admitió a trámite la denuncia contra diez acusados por falta de perspectivas de éxito, lo que llevó a la Fiscalía y a diversos querellantes a elevar una protesta.
Al contrario que el tribunal de primera instancia, la Audiencia Territorial de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra Duisburgo, cree que es bastante probable una condena de los acusados por homicidio imprudente y lesiones corporales imprudentes.
El resultado de las investigaciones deja ver que el insuficiente sistema de acceso y salida de la Loveparade de 2010 provocó la catástrofe, ha indicado un portavoz del tribunal.