Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un cartero hace feliz a un niño que quería leer pero no podía comprar libros

Como a cualquier niño de su edad, a Mathew le gusta jugar pero su auténtica pasión es leer, pero los bajos recursos de su familia no le permiten comprarse libros ni acudir a la biblioteca. Un día el niño se acercó al cartero de su casa, en Utah (EEUU), para pedirle la publicidad que llevaba para leérsela. “Le pregunté por qué no iba a la biblioteca y me dijo que no tenía dinero para el autobús”, cuenta el cartero, Ron Lynch. Impresionado decidió que tenía que ayudarle. Publicó su foto en Internet para que todo el mundo conociera su historia y desde entonces los libros no han parado de llegar a la casa de Mathew. El pequeño asegura que se los leerá todos y después los regalará a otros niños como él.