Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho años en prisión por cuatro asesinatos que no cometió

Feliz y sonriente Davontae Sanford abandona con 23 años esta prisión de Michigan y deja atrás casi 9 años entre rejas por cuatro asesinatos que no cometió. El jóven afroamericano tenía 14 años cuando fue detenido cerca del escenario de un crimen. Un abogado, ahora suspendido para ejercer, le aconsejó que confesara los asesinatos. A pesar de una declaración plagada de contadicciones, Davontae Sanford fue condenado. 8 años después el verdadero asesino confesó y la revisión del caso ha terminado con la anulación de su condena. Tras casi 9 años injustamente en la cárcel, acaba de recuperar la libertad.