Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La capital de Noruega prohíbe la circulación de vehículos diésel por los altos niveles de contaminación

Los vehículos diésel tendrán prohibida la circulación en las calles de la capital noruega, Oslo, desde este martes, debido a los altos niveles de contaminación registrados en el país.
Las previsiones meteorológicas para el martes, con bajas temperaturas y poco viento, propician altos niveles de contaminación en diferentes zonas de la ciudad, según recoge la edición noruega del diario 'The Local'.
Se trata de la primera vez en que la ciudad de Oslo aplicará esta prohibición en las vías municipales. Durante la jornada del martes la prohibición estará vigente desde las 06.00 hasta las 22.00 horas, y no se retirará hasta que los niveles de contaminación caigan por debajo de los considerados niveles peligrosos.
En caso de saltarse la prohibición, las autoridades aplicarán multas de 1.500 coronas (165 euros).
Las autoridades han recomendado el uso del transporte público, así como el de vehículos no diésel compartidos.