Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La segunda votación tampoco elige a un sucesor de Napolitano

Franco Marini, expresidente del Senado italianoReuters

La segunda votación para elegir a quien sucederá a Giorgio Napolitano como presidente de la República de Italia tampoco ha conseguido arrojar esta tarde un ganador, ya que ningún candidato ha obtenido los 672 votos necesarios.

La opción más votada ha sido en realidad el voto en blanco, con 418 papeletas, después de que tanto el Partido Democrático, de Pier Luigi Bersani, como el Pueblo de la Libertad, de Silvio Berlusconi, hayan optado por esta opción tras el fracaso de su candidato de consenso, Franco Marini, en la primera votación. En esta segunda ronda, Marini, que no ha querido retirar su candidatura, ha obtenido quince votos, los mismos que Alessandra Mussolini, la nieta del dictador italiano Benito Mussolini.
   Así las cosas, el candidato que más respaldo ha recabado por ahora es el jurista Stefano Rodotà, propuesto por el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y que también cuenta con el apoyo de un sector del centro-izquierda. Ha logrado 230 votos. Por detrás de él se ha situado Sergio Chiamparino, con 90 votos.
   Ahora que todo parece apuntar a que los electores --senadores, diputados y representantes regionales-- quieren esperar a la cuarta votación, en la que no hará falta una mayoría de dos tercios, algunos han optado por dar un toque de humor a la votación.
   Así, durante la lectura de los votos se han escuchado nombres como el de la actriz Sofía Loren o el actor porno Rocco Siffredi o el del entrenador de fútbol Giovanni Trapattoni, así como el de varios políticos que no figuran en las quinielas. Esta mañana también había habido un voto para Veronica Lario, exmujer de Berlusconi.