Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La emisora australiana suspende a los locutores que hicieron la ‘broma real’

Una broma "real" que acabó en tragediaEFE

Los conductores del programa ‘2Day FM’ que hicieron la llamada de broma al hospital donde se encontraba Kate Middleton, la duquesa de Cambrigde, se encuentran temporalmente suspendidos, según ha informado la emisora Southern Cross Austereo (SCA) en un comunicado. La enfermera que atendió el teléfono fue encontrada muerta en la noche del viernes en su casa, en lo que parece ser un suicidio.

Tras ser apartados temporalmente de las ondas al conocerse la noticia, el director de la cadena, Rhys Holleran, ha asegurado en una rueda de prensa en Melbourne que los dos periodistas se encuentran "absolutamente devastados" y que han tenido que recibir apoyo psicológico. No volverán a su programa de radio “hasta nuevo aviso”.
"Hablé con ambos esta mañana y están absolutamente destrozados", ha afirmado Holleran, según recoge el diario 'Daily Mail', "No son máquinas, son humanos y lo que ha pasado es algo increiblemente trágico. Están muy afectados".
Además, ha recordado que "las bromas telefónicas se han realizado siempre y en todas partes. Nadie podría prever que algo así sucedería".
Impacto en las redes
La emisora australiana '2DayFM' posteó ele miércoles el audio de la llamada de broma en su página de Facebook con el subtítulo: “Escucha la broma de la que todo el mundo habla. ¿Pueden creer que Mel y MC se salieron con la suya con estos dudosos acentos?”
El hashtag #royalprank se retuiteó más de 15.000 veces en Twitter  después de que la emisora empezara a promover la llamada, e incluso siguió utilizándose después de que se supiera que la enfermera había muerto.
Catalina, la esposa del príncipe Guillermo de Gran Bretaña, fue hospitalizada porque sufría de náuseas matutinas graves debido a su embarazo.
La broma se convirtió en unan noticia internacional ya que la enfermera, que creyó que los locutores eran la reina Isabel y el príncipe Carlos, transfirió la llamada a una segunda enfermera que finalmente reveló algunos detalles acerca del estado de Kate Middleton.
Rápidamente volvieron a tomar fuerza las preocupaciones acerca de la privacidad y los medios que surgieron en Gran Bretaña durante el escándalor de  News of the Worl, y una vez más sobre las fotos del topless de Catalina que fueron publicadas. 
Sin embargo, el mismo príncipe Carlos bromeó acerca del incidente tras ser contactado por la emisora de radio. La noticia de la broma se compartió intensamente en las redes sociales: entre el martes y el jueves se crearon y compartieron al menos 5.000 enlaces.
Aunque no se sabe si Saldanha se vio sometida a escrutinio después de la broma, el hospital declaró que la habían apoyado. Ni la policía ni el hospital culparon públicamente a la emisora de radio por la muerte de Saldanha.
En el palacio St. James, un portavoz ha afirmado que “el duque y la duquesa de Cambridge están profundamente entristecidos por la noticia de la muerte de Jacintha Saldanha”.
La emisora y su matriz, Southern Cross Austereo, emitió la siguiente declaración: “El director ejecutivo, Rhys Holleran, habló con los presentadores, que están profundamente perturbados y en este momento han acordado no hacer comentarios acerca de las circunstancias. SCA y los conductores han decidido que no regresarán a su programa hasta nuevo aviso por respeto a lo que solo puede describirse como una tragedia”.