Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos bombarderos de EEUU sobrevuelan Corea del Sur tras el último ensayo de Corea del Norte

Dos bombarderos estratégicos estadounidenses 'B-1B' han sobrevolado este martes Corea del Sur, en una muestra del compromiso de Washington con la seguridad de Seúl tras el último ensayo nuclear realizado por Corea del Norte.
Según las informaciones facilitadas por la agencia surcoreana de noticias Yonhap, los aviones despegaron de la base de la Fuerza Aérea estadounidense en Guam y aterrizaron horas después en la base de Osan, al sur de Seúl.
Durante parte de su recorrido, los aviones han estado acompañados por cuatro 'F-15K' surcoreanos y cuatro 'F-16' estadounidenses.
Tras ello, el comandante de las Fuerzas de Estados Unidos en Corea, Vincent K. Brooks, ha recalcado que "el ensayo nuclear de Corea del Norte supone una amenaza inaceptable".
"Estados Unidos tiene un compromiso inamovible con la defensa de sus aliados en la región y tomará los pasos necesarios para hacerlo, incluidas operaciones como la de hoy y el despliegue del THAAD en la península", ha remachado.
El despliegue del citado sistema antimisiles ha sido rechazado por China, que lo considera como una amenaza a su seguridad, si bien tanto Corea del Sur como Estados Unidos han asegurado que tendría una finalidad únicamente defensiva.
Corea del Norte llevó a cabo el jueves su quinta prueba nuclear, la mayor hasta la fecha, pudiendo haber alcanzado los diez kilotones. Tras ello, ha recalcado que su objetivo sigue siendo hacerse con más armamento nuclear con finalidad disuasoria.
A pesar de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aumentado las sanciones en su contra, Corea del Norte ha abogado por aumentar su capacidad atómica y militar argumentando que necesita defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.
Las dos Coreas siguen técnicamente en guerra porque solamente firmaron un armisticio para cesar indefinidamente las hostilidades después de enfrentarse entre 1950 y 1953.