Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los últimos bombardeos en Damasco causan daños en un edificio desalojado de la Embajada de Rusia

Un edificio de la Embajada de Rusia en Damasco ha sufrido daños como consecuencia de los últimos bombardeos registrados en el capital siria, en el marco de una ofensiva de las fuerzas del régimen contra fuerzas rebeldes, según ha declarado el embajador ruso, Alexandr Kinschak.
"Tenemos una edificación que no usamos temporalmente cerca del epicentro de los combates de ayer. Me dijeron que allí la onda expansiva rompió los cristales de las ventanas", ha dicho Kinschak, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.
El representante diplomático ha explicado que antes en los pisos del edificio se alojaban los diplomáticos pero después de que se desencadenara la guerra, el inmueble quedó situado en una zona de peligro, por lo que la misión diplomática dejó de utilizarlo. "Ahora allí no vive nadie, solo un guardián local", ha añadido.
Este domingo, unidades especiales de las Fuerzas Armadas de Siria realizaron una operación contra grupos de rebeldes en el barrio de Jobar, situado en la parte oriental de Damasco. Pese a que Jobar está situado en las afueras de la capital siria, las explosiones se escuchan hasta en el centro de la ciudad.
Los rebeldes respondieron a la ofensiva del régimen sirio bombardeando los barrios residenciales de Damasco bajo control de los militares.