Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finn, el bebé que se negó a morir

Finn, el bebé que se negó a morirDaily Mail

Finn Jones solo tiene unos meses de vida pero ya sabe lo que es luchar con uñas y dientes por su vida. Con solo 10 días tuvo que ser sometido a una complicada operación de corazón. Después sufrió varios problemas en los pulmones y en el sistema digestivo y fue operado de nuevo. Ahora, se recupera feliz en su casa.

Según informa el diario Daily Mail, los primeros días de vida de Finn han sido una auténtica batalla. Con solo 10 días de vida fue sometido a una complicada operación de corazón que duró más de cinco horas. El pequeño sufría una dolencia cardiaca que fue descubierta antes de que naciera.
La operación, en la que se le ha implantado una pequeña válvula en el corazón, fue un éxito pero la batalla de Finn no había hecho nada más que comenzar.
Un día después de la operación sufrió una caída repentina de la presión arterial y los médicos tuvieron que abrir otra vez el pecho del pequeño. Los médicos del hospital infantil de Londres pensaron que nada podían hacer por su vida pero, sin saber cómo, el pequeño se estabilizó.
Cuando Kathry y Philip, padres de Finn, aún no se habían recuperado del susto el pequeño sufrió una perforación en el intestino y  tuvo que se operado de nuevo.
La última etapa del calvario ocurrió al poco tiempo, cuando Finn se estaba recuperando de esta operación, los médicos descubrieron que los pulmones del bebé estaban llenos de líquido y no podía respirar correctamente. Los médicos tuvieron que drenar sus pequeños pulmones y aún se preguntan como un cuerpo tan diminuto ha podido soportar procesos tan agresivos en tan poco tiempo.
Cinco semanas después de nacer, Finn recibía el alta y se iba a casa con sus padres.